Blogia
javierdelgado

FERIA DEL LIBRO FRITO. SUBE LA TEMPERATURA INTERTEXTUAL.

FERIA DEL LIBRO FRITO. SUBE LA TEMPERATURA INTERTEXTUAL.

 Haciendo uso de sus dotes de actorazo, Mariano Anós se ha caracterizado así para la no presentación de su libro. Al menos ha tenido este bonito detalle.  

 Hemos ido bastante gente a la presentación del libro de Mariano Anós en la Feria del Libro Frito y tengo que denunciar la pavorosa realidad que hemos vivido allí: ni Mariano ni Plou han abierto la boca para decir ni res. Hemos pasado un calor energumenizante a horas de sartén ciudadana. ¡No hay derecho! ¡Habíamos sido convocados a una presentación!

La cosa tiene, como suele suceder sus consecuencias indeseables: mi hija Celia cree desde esta encendida tarde que las presentaciones de libros consisten en pasar mucho calor en medio de la puta calle o plaza, saludándose contínuamente con personas más o menos conocidas, a la espera de algo que no llega a ocurrir.

Cuando ya la cosa era insoportable nos  hemos metido en el Vips (donde afortunadamente no han pretendido congelarnos) y nos han invitado a una cocacola o así. Lo cierto es que imaginon que se trataba de una invitación, porque lo que es yo nohe pagado ni mi cocacola ni la de mi hija, que además era Ligth.

Entre l@s asistentes había relevantes figuras del mundo teatral zaragozano que no voy a citar porque me ha cabreado mucho la no presentación. Aunque ell@s no tengan la culpa. Por cierto, sí diré que el galardonado poeta Adolfo Burriel me ha afeado públicamente (si bien  no a gritos, cosa impensable en un hombre de su sensibilidad) mi costumbre de utilizar las "algarrobas" para los casos en que una palabra se refiera a personas de diversos géneros. Esto de las críticas textuales suele producirse en las presentaciones de libros, por lo cual lo consigno aquí como merece. Allá él. De hecho, se ha largado también sin pagar y se ha metido (eso ha dicho) a comprar verduras en el Corte Inglés más cercano, desde donde ha llamado confesando que temía por la congelación de sus partes y de sus codos. En el pecado tiene su penitencia.

Ya más en crónica de sociedad, diré que hemos conocido in situ ferial a una guapa joven parisina que estudia Filología Española en la Sorbona. Eso no es tan acostumbrado en este tipo de actos, por lo que habrá que achacarlo al carácter de no acto que ha tenido la no presentación.

La novia de Mariano, María Antonia, ante nuestras críticas, ha reafirmado que su Mariano es un cielo. No se lo vamos a discutir aquí ni allá, pero conste que tales afirmaciones no cambian ni un ápice la sensación de cabreo que invade en ocasiones como la presente ya pasada.

El hermano de Mariano, Javier, hombre de teatro donde los haya y ciudadano ejemplar donde apenas los hay, ha aguantado a pie firme la chicharrina, elegante, afirmando que tenía frío. Otra artimaña de actor que sólo ha conseguido reducir el sofocón en unos dos o tres grados centígrados.

Es preferible que no les cuente más detalles de esta no presentación (libro sí había, al revés de lo que suele acontecer en las presentaciones de libros en esta simpática ciudad: se habla mucho y no han llegado ejemplares de la imprenta). L@s presentes guardarán un imprerecedero recuerdo de esta tarde tan especial.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres