Blogia
javierdelgado

CUENTEN CONMIGO. PERO RECUERDEN QUE ESTOY MAL. UN AVISO SEGURAMENTE INNECESARIO

CUENTEN CONMIGO. PERO RECUERDEN QUE ESTOY MAL. UN AVISO SEGURAMENTE INNECESARIO

CUENTEN CONMIGO, PERO RECUERDEN QUE ESTOY MAL.

Como seguramente much@s de ustedes, cada cierto tiempo se me pide un apoyo personal a diversas iniciativas y actividades de tipo cívico, especialmente actividades de denuncia de actuaciones imporpias o discutibles en todo lo referente al arbolado urbano de Zaragoza, del que me ocupé (temerariamente) con intensidad el año pasado por estas fechas (lo pagué con un terrible ingreso en Urgencias).

Es para mí un honor recibir estas peticiones e intentaré siempre responder a ellas con todas las energías de las que disponga en cada momento.

También yo vivo con enojo y cierta desesperación las dificultades cotidianas que se nos presentan en la participación en las cosas públicas de nuestra ciudad (y todas, en general). Mi convencimiento, de todas formas, es que sólo la pasividad de la ciudadanía permite, en última instancia, proceder a su antojo a los representantes en las instituciones democráticas. De forma que el cumplimiento de nuestro deber (como el de Sócrates) no depende del mal comportamiento de las autoridades, etc. Por otra parte, nuestros amigos los árboles no tienen la culpa de nada y pienso que si los defendemos no es porque abominemos de los seres humanos y sus errores, sino, en el fondo, porque deseamos para todos los seres humanos unas condiciones mejores de vida.
 
En cualquier caso, pediría que no se olvide que quien escribe estas líneas ha sido jubilado por sufrir depresión grave. Algunas horas al día consigo actuar como me dicta la conciencia. Pero en estas circunstancias, me tengo que cuidar.
 
Quedo, como siempre, a su entera disposición, pero comprendan mi necesidad de preservar (al menos por un tiempo, no renuncio a sanar) mi escasa tranquilidad. De nada sirve vivir como un cartujo (pero, eso sí,  bien acompañado por mi mujer Ana y por mi hija Celia) y tomar varias pastillas tres veces al día, si una crispada llamada de teléfono te saca de tus casillas por un "subidón" de la tensión emocional. Por lo mismo, me resulta muy difícil actualmente participar en reuniones (¡lo que no deja de ser una broma del destino!).

Siempre recibiré con interés y cordialidad cualquier información o comentario que Ustedes me quiera enviar, preferiblemente por email o SMS. Afortunadamente para tod@s, las formas de comunicación con las que contamos son increíblemente rápidas y en menos de 24 horas puedo estar a disposición de quien piense que puedo ser útil para algo.
 
Un muy cordial saludo,
Javier Delgado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

javier delgado echeverria -

Muchas gracias, amiga Nieves.
Besos.

nieves -

Pues claro que te recuperaras, aunque tengas momenos bajos, como dices estas rodeado de tu familia y de amigos, que debes utilizarlos cuando los necesites.
No sabes cuanta compañia me hace este blog sobre todo en momentos de esos "bajos".
Todo mi afecto y cariño para ti
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres