Blogia
javierdelgado

LA GRAN CONCHA LÓPEZ (REBLET) HA FALLECIDO

Paloma Reblet me dijo el sábado en la manifestación del 15 M que su madre estaba muriendo en esos momentos en Bilbao y que ella había decidido salir a la calle como seguramente su madre hubiera hecho de estar con salud. entonces nos llegó un globo blanco por el aire a las manos y supimos que el espíritu de Concha Reblet estaba por allí. 

A la mañana siguiente Paloma me confirmó la noticia: hacia la 01 su madre había fallecido. Ahora estarán en Bilbao (donde residía desde hace años, con su hija Concha y su marido José Luis Bueno) recogiendo sus cenizas y las de su padre Fernando reblet, fallecido ya hace unos quince años. Parece que las traerán a Zaragoza. 

Un grupo de amig@s de la gran Concha Reblet queremos organizarle un homenaje, un encuentro entre amig@s en el que en honor a Concha hablemos, cantemos y tomemos algo que anime el espíritu y el cuerpo. Veremos cómo hacemos. Concha, desde luego, lo merece en esta ciudad en la que tanto hizo por ayudar a taer los cambios sociales y políticos anhelados (primero desde su militancia en Acción Católica, después desde su militancia en el PCE y su participación en tantaas y tantas organizaciones y movidas diversas).

Quien quiera sumarse a la organización del homenaje a Concha puede conectar conmigo en sextode@hotmail.com o en el 657460707 o conectando con Paloma en el 657912758.

Hace unos años La Sabina le dio su premio, que recogió con una modestia y un sentido de lo colectivo femenidno ejemplares. Para entonces ya andaba mal de salud. Sus últimos años han sido difíciles.

No quiero dejar de recordar aquí que cuando la llamé a Bilbao para que presentara mi novela "María" en la Casa de la Mujer vino enseguida y además contribuyó a organizar un acto en el que otras mujeres intervinieron (recuerdo en la mesa a Maruja Cazcarra y a Carmen Magallón y perdón por mi mala memoria de ahora). En aquella ocasión hablamos mucho en confidencia: hacía años que se había ido a Bilbao y habíamos perdido el contacto frecuente. Me pareció la misma mujer luchadora y tenaz, sincera y reflexiva que había conocido en 1971, en su casa familiar de San Miguel, en medio de un barullo enorme al que contribuían tanto sus hijos como las mujeres reunidas con ella (mujeres de presos políticos, como supe después). Había también un precioso perro al que entre todos volvíamos loco. Don Fernando, elegante y cortés, permanecía un tanto al margen, recibiendo y haciendo sitio a quienes inundábamos la casa.

Conocí de cerca a sus hijos e hijas, hice más amistad con Toño y Paloma (más cercanos a mi edad) pero conservé siempre respeto y estima hacia el resto de la familia. Una familia que me pareció francamente influida (para bien) por la figura de la madre, que no siendo (¿para qué?) una santa era una verdadera fuerza de la naturaleza y un admirable ejemplar de ser humano. Su cariñosa apertura al mundo y su solidaridad esencial le salían por los ojos, siempre brillantes, entre la sonrisa y la emoción. A veces, a veces, Concha reblet fruncía el entrecejo y los labios y entonces no sabías lo que podía pasar. 

Su activismo entre las mujeres, su defensa de los derechos humanos y de la dignidad femenina en un país dirigido por hombres machistas y dictatoriales le acarreó innumerables motivos de desaliento, que ella convertía en fuentes de coraje. 

Quise mucho a Concha Reblet. La sigo queriendo. 

Lamento no poder ofrecer aquí ahora mismo una foto de Concha.

Otro rato les escribiré más sobre su vida. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Mabel Reblet -

Gracias por tus hermosas palabras a mi madre
Love
Mabel
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres