Blogia
javierdelgado

"PANGEA", UN LIBRO INTERESANTE SOBRE ASPECTOS SOCIALES DE INTERNET

"PANGEA", UN LIBRO INTERESANTE SOBRE ASPECTOS SOCIALES DE INTERNET

 ¿Dónde está la bomba? No es la red de Internet. Es un tablero de "ajedrez" coreano.

Estoy leyendo un libro sobre Internet o, más bien, sobre aspectos sociales de Internet. Se titula "Pangea. Internet, bolgs y comunicación en un mundo nuevo" y lo firma Vicente Luis Mora, autor a quien no conocía. Sé ahora (por la solapa del libro) que entre otras muchas actividades lleva el blog "Diario de lecturas" http://vicenteluismora.bitacoras.com .

Lo que llevo leído (70 de sus 257 páginas) no sé si es suficiente para dar opinión aceptable, pero sí puedo decir que la forma en que trata lo que he leído me resulta interesante, inspiradora de reflexiones. Por lo demás, parece bien informado y en sus páginas se dan multitud de referencias de lectura (en revistas, libros o la propia red).

Lo único que no comparto con él, de lo leído, es su opinión de que en el mundo interactivo "se favorece el no pensamiento, la no atención, la no preocupación por los demás y por la transcendencia" (p.18). Tengo la impresión de que en el resto del libro va a tener que hacer equilibrios entre esa opinión y si no su contraria sí una opinión mucho más matizada al respecto (como ya lo hace en lo que he leído). ¿Por qué asegura, pues, tan rotundamente, un aspecto trágicamente negativo del contacto con Internet? El autor nació en 1970 en Córdoba, y como no sea por lo de Córdoba no entiendo un punto de vista tan negativo, tan pesimista. Bromas aparte, ahí hay un debate en el que seguramente se están colando -no sé hasta qué punto en este caso - prejuicios diríamos "doctrinales". Esa "no preocupación por la transcendencia" de la que habla con pesadumbre Mora puede dar alguna clave. Entre otras cosas porque no hay tal: el mundo de Internet es todo lo plural que se quiera, pero es todo menos un mundo laico.

 Tampoco le veo base ni sostén a su afirmación de que "quedan apartados autores y escritores noveles que no pueden hacer frente a los gastos de un ordenador personal" (p.18). Aún en el caso de que efectivamente tales noveles no  puedan hacer frente a ese gasto (??!!), la rede de bibliotecas públicas, casas de cultura de barrios, centros de juventud, etc. ofrecen gratis la posibilidada de escribir una "Comedia humana" entera; aparte de que existen cybercafés y similares nada caros.

Así que estoy un poco perplejo ante afirmaciones como las que cito. Lo que viene después (hasta donde he llegado) no acoge ninguna afirmación tan tajante ni tan extraña, pero si encuentro alguna similar se la haré saber a ustedes.

Entiendo que el libro pretende, con razón, llamar la atención sobre los peligros, falacias, etc., de Internet, lo cual apruebo; pero no será con afirmaciones como las señaladas como consiga ganar ni la más mínima batalla contra ellos.

Seguiremos, pues.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

GFDDSJCHDS -

AXSAUDISJDCSHCJSBCJSHCJSHCJSHSHJDFDUYFJD

JoseAngel -

En Internet hay de todo, como dices, Javier; hasta se encuentran comentaristas amables y atentas como María, pero lo cierto es que abunda tanto el insulto gratuito, la grosería y la descalificación, o las intervenciones meramente estúpidas en los foros y comentarios a blogs, que casi tienta pasarse a la opinión negativa de Vicente Luis Mora que comentas. A veces, como para darle una depre a alguien que no sea depresivo. O sea que es recomendable, allí como en todo, centrarse en lo bueno y dejar que los malo cuide de sí mismo. Y no hacer mucho caso de los comentarios negativos que seguramente llegarán, y a patadas (si no el silencio, que también se puede sentir como una patada a veces). Bueno, saludos y hasta la próxima.

javier delgado echeverria -

Estimada María: Tu comentario de hoy me anima y me consuela. Muchas gracias por tus cariñosas palabras.

ANONIMO -

Hola Javier!
Ya sé que no contesto a este artículo, pero temía que no lo leyeses si lo ponía donde correspondía.
Soy el anónimo del comentario del día de tu cumpleaños.Aterricé en tu blog de rebote, y tienes razón, no lo había seguido... pero ya lo he arreglado, leyendo, sino toda, parte de la información que comunicas en él.Y creo que tu larga contestación a mi breve comentario ,quizás inconsciente por lo que he descubierto, se merece una respuesta algo más larga. Y también voy a dejar de ser desconocida, me llamo María y se me ha estropeado mi ordenador y como no estoy en el mío por eso no he puesto direccion, ya lo haré cuando me lo arreglen. Porque ya tienes una seguidora más de tu estupendo blog.
Me alegro si de verdad te ayudé con mi comentario y no ha ocurrido lo contrario! no era mi intención echarte nada en cara sino que me quedé con ganas de saber que sentía el que resumía así un día tan señalado y como fue deprisa, no supe captar el verdadero significado de lo que decías, suele pasar cuando no se conoce a alguien y se puede malinterpretar un texto.. y yo sólo intenté darte ánimos de cara a los 54, nada más, sin saber todo lo que estaba encerrado en tu interior!
y yo si que te doy las gracias por esa sinceridad salvaje con la que me has contestado como no hubiera podido imaginar!
Tienes razón, a las personas que no padecemos esa enfermedad no se nos puede alcanzar todo lo que conlleva y lo dolorosa que es para quien la sufre en sus carnes y en su espíritu.
Conozco a alguien que la ha padecido, pero no se sinceró así conmigo nunca, y no fui capaz de comprenderle y ayudarle....ahora parece que está ya bien,pero le diré que te lea también y así charlemos de ese tema que parece tabú, y no sé por qué.Si la gente hablase como tú, a lo mejor los "sanos" podríamos aprender a reaccionar de otra manera ante ese dolor tan difícil de sobrellevar y de ser comprendido....
Así que si alguien te tiene que dar las gracias, soy yo, y animarte a seguir luchando cada día y a sentarte frente a tu ordenador y contarnos TODO, lo que quieras, sin callarte nada, y menos de lo que pasa por tu corazón, aunque lo que pasa por tu cabeza de buen intelectual frente al mundo en el que vivimos, también nos interes a porque eres unpozo deconocimientos, pero las dos cosas, por favor!
Se echa en falta en la gente que nos rodea ese corage por mostrarse tal y como es, tal y como está, sin tapujos,de verdad; y eso, Ulises, como te haces llamar,(nombre que me ha cautivado y ya te contaré por qué)( qué nombre más apropiado para tu situación!)es algo por lo que ya te tienes que sentir orgulloso de estar vivo y de continuar dando ese testimonio.
Y eres un héroe de tu propia vida, o sea, lo más heroico en estos momentos!
ANIMO!, y espero que en este año que te queda hasta los 54 pueda seguir en contacto contigo y seguir tu aventura de cerca,todo lo cerca que genialmente nos permite internet.
Perdona mi ignorancia inicial y
Hasta pronto Javier.

ANONIMO -

Hola Javier!
Ya sé que no contesto a este artículo, pero temía que no lo leyeses si lo ponía donde correspondía.
Soy el anónimo del comentario del día de tu cumpleaños.Aterricé en tu blog de rebote, y tienes razón, no lo había seguido... pero ya lo he arreglado, leyendo, sino toda, parte de la información que comunicas en él.Y creo que tu larga contestación a mi breve comentario ,quizás inconsciente por lo que he descubierto, se merece una respuesta algo más larga. Y también voy a dejar de ser desconocida, me llamo María y se me ha estropeado mi ordenador y como no estoy en el mío por eso no he puesto direccion, ya lo haré cuando me lo arreglen. Porque ya tienes una seguidora más de tu estupendo blog.
Me alegro si de verdad te ayudé con mi comentario y no ha ocurrido lo contrario! no era mi intención echarte nada en cara sino que me quedé con ganas de saber que sentía el que resumía así un día tan señalado y como fue deprisa, no supe captar el verdadero significado de lo que decías, suele pasar cuando no se conoce a alguien y se puede malinterpretar un texto.. y yo sólo intenté darte ánimos de cara a los 54, nada más, sin saber todo lo que estaba encerrado en tu interior!
y yo si que te doy las gracias por esa sinceridad salvaje con la que me has contestado como no hubiera podido imaginar!
Tienes razón, a las personas que no padecemos esa enfermedad no se nos puede alcanzar todo lo que conlleva y lo dolorosa que es para quien la sufre en sus carnes y en su espíritu.
Conozco a alguien que la ha padecido, pero no se sinceró así conmigo nunca, y no fui capaz de comprenderle y ayudarle....ahora parece que está ya bien,pero le diré que te lea también y así charlemos de ese tema que parece tabú, y no sé por qué.Si la gente hablase como tú, a lo mejor los "sanos" podríamos aprender a reaccionar de otra manera ante ese dolor tan difícil de sobrellevar y de ser comprendido....
Así que si alguien te tiene que dar las gracias, soy yo, y animarte a seguir luchando cada día y a sentarte frente a tu ordenador y contarnos TODO, lo que quieras, sin callarte nada, y menos de lo que pasa por tu corazón, aunque lo que pasa por tu cabeza de buen intelectual frente al mundo en el que vivimos, también nos interes a porque eres un pozo de conocimientos, pero las dos cosas, por favor!
Se echa en falta en la gente que nos rodea ese corage por mostrarse tal y como es, tal y como está, sin tapujos,de verdad; y eso, Ulises, como te haces llamar,(nombre que me ha cautivado y ya te contaré por qué)( qué nombre más apropiado para tu situación!)es algo por lo que ya te tienes que sentir orgulloso de estar vivo y de continuar dando ese testimonio.
Y eres un héroe de tu propia vida, o sea, lo más heroico en estos momentos!
ANIMO!, y espero que en este año que te queda hasta los 54 pueda seguir en contacto contigo y seguir tu aventura de cerca,todo lo cerca que genialmente nos permite internet.
Perdona mi ignorancia inicial y
Hasta pronto Javier.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres