Blogia
javierdelgado

"GENERACIÓN NOCILLA": QUIENES LLAMABAN INSISTENTEMENTE A LAS PUERTAS DEL ÉXITO YA FICHAN: VUELVEN A LLAMARLO "RELEVO GENERACIONAL". VAN CONSIGUIENDO ABRIRSE UN HUECO EDITORIAL. ¿O HABRÍA QUE LLAMARLO "NICHO EDITORIAL"? EN DEFINITIVA: BENDIT@S SEAN, ¡PERO MENOS CUENTO!

Las nuevas vías de la literatura

Nocilla para todos los gustos

Una generación de jóvenes autores busca renovar las letras españolas - Fernández Mallo publica la segunda parte del proyecto que atrae las miradas sobre este grupo

IKER SEISDEDOS - Madrid - 07/03/2008

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Nocilla/

En algún lugar del junio pasado, Agustín Fernández Mallo y otros "nuevos narradores" andaban en un congreso en Sevilla dando vueltas y vueltas sobre ejes como el "relevo generacional" o las "nuevas tecnologías aplicadas a la literatura", cuando un periodista se levantó de su silla y dijo: "Ya, ya..., podéis divagar todo lo que queráis, pero llegará alguien como yo, os pondrá una etiqueta y os tendréis que joder".

Dos semanas después se cumplió la profecía.

El apelativo "generación Nocilla", pese a sus ecos de magdalena proustiana, se debía, en realidad, a la canción de Siniestro Total que inspiró a Fernández Mallo (A Coruña, 1967), novelista, poeta y dueño del recuerdo con que arranca este texto, a escribir Nocilla dream, primera parte de una trilogía bautizada, ya lo habrán adivinado, proyecto Nocilla. Lo que sucedió después (y venía sucediendo, en realidad) es lo que el propio protagonista de la historia llama "un caso curioso, más que un fenómeno" de la reciente narrativa española. Esto es, vender 11.000 ejemplares de una novela publicada en una editorial minúscula (Candaya) y que, construida a base de fragmentos, fogonazos, huía de planteamientos narrativos tradicionales.

El libro, de paso, sirvió involuntariamente de etiqueta a una agrupación de narradores en busca de espacio y diferenciación, nacidos entre 1960 y 1976, y que incluyen con más o menos consentimiento nombres como los de Jorge Carrión, Vicente Luis Mora, Eloy Fernández Porta o Juan Francisco Ferré.

Aparte de estos logros, la seducción de Nocilla dream, calidad literaria sumada al recurso a ciertas referencias generacionales que suscitan familiaridad en unos e incomprensión de otros, es la que trajo a Fernández Mallo el fin de semana pasado a Madrid como el flamante nuevo fichaje de Alfaguara.(...).

................................

COMENTARIO PERSONAL (Javier Delgado):

LES BENDIJO HACE POCO EL CARDENAL GOYTISOLO Y VAN ENTRANDO EN EL VATICANO EDITORIAL. ALGUNOS SERÁN ELEVADOS A LOS ALTARES DENTRO DE UNOS AÑOS. SIEMPRE ES ASÍ...PERO NO SON EXACTAMENTE JÓVENES NI MARGINALES, NI FALTA QUE LES HACE (PERO SE HAN HECHO PASAR).

RONDAN LOS CUARENTA, TIENEN CURRICULUM ACADÉMICO Y HACE AÑOS QUE MUCH@S DE ELL@S COBRAN NÓMINA. PERFECTO. PERO TAMPOCO EN ESO HAY UN "RASGO GENERACIONAL". ¿LO HAY EN LOS CONTENIDOS, EN LOS FORMATOS, EN LOS INSTRUMENTOS? ALGUNOS DE ELLOS TEORIZAN COMO VIEJOS PEDANTES. OTROS DESCUBREN CADA DÍA EL MEDITERRÁNEO EN INGLÉS. OTROS ESCRIBEN SENCILLAMENTE MAL.

A MANOLO VILAS LO HAN METIDO EN ESE SACO: MERECE MEJOR COMPAÑÍA PERO SI LE VA BIEN CON ELL@S PUES MEJOR PARA ÉL. QUIEN QUIERA HACERSE UNA IDEA RÁPIDA PUEDE VER CÓMO SE PRESENTAN Y QUÉ PRESENTAN EN LA ANTOLOGÍA "MUTANTES. NARRATIVA ESPAÑOLA DE ÚLTIMA GENERACIÓN".

AL PARECER, VAN CONSIGUIENDO HACERSE UN HUECO EDITORIAL. ¿O HABRÍA QUE LLAMARLO "NICHO EDITORIAL"?

Para hacerse una somera idea, lean Ustedes los textos recogidos en "Mutantes. Narrativa española de última generación". Selección y prólogos de Julio Ortega y Juan Francisco Ferré. Berenice, 2007. En las presentaciones de l@s autor@s encontrarán también pistas para otras lecturas.

Cuesta 17 Euros. Por cierto, el autor del primer prólogo tiene algo que decir sobre el precio y la compra del libro: primero nos invita, en la página 9, a llevárnoslo sin pagar: "escóndalo en uno de los bolsillos de la chaqueta y váyase tranquilo"; y en la última línea de la última página de su prólogo (p. 21), nos pregunta: "¿A qué está esperando entonces para comprarlo?".

En cuanto a los relatos que recoge la Antología: los hay buenos, menos buenos y bastante malos, así que pueden servir, en conjunto, de "muestra generacional". Y de más cosas. La pena sería que tomados de uno en uno dieran sólo para estudios sociológicos y demás entretenimientos más o menos académicos.

Por cierto:

Hay entre est@s autor@s, algun@s que intentan elevar a categorías teóricas su práctica de la lectura  y de la escritura y de la escucha y de la visión, etc., por supuesto, absolutamente interactuantes. Su "prosa narrativa" pero sobre todo sus elaboraciones sobre la cultura de masas contemporánea, o no,

 Lanzan sus propuestas con cierta soltura, aunque no precisamente desde medios de comunicación marginales. Internet, desde luego, ya no lo es. Pero nunca lo fueron púlpitos perfectamente comerciales como "Quimera", lo cual sí es un elemento añadido al mensaje que intentan sea propio suyo, de muy ell@s mism@s de sí. (Se objeta, por si no está claro: disfunción entre la biografía, la práctica de la escritura, la ubicación comercial de sus textos y los contenidos de éstos. Una objeción que seguramente resultará ya "muy antigua" pero que a algunos nos sigue pareciendo importante observar).

Si soportan la, ¿ésa sí juvenil?, pedantería que exhiben,  encontrarán en sus textos interesantes motivos de inspiración intelectual como premio a su perseverancia. Por lo demás, el agudo tenso tonillo autorreivindicativo suena estridente en los reiterativos textos que Eloy Fernández Porta (de los que sientan cátedra antes de opositar) recogió en su "Afterpop. La literatura de la implosión mediática". (Berenice, 2007). Por 20 Euros es suyo. Si se esfuerzan un poco más y abandonan las facilidades es posible que algunos de ellos con el tiempo consigan escribir textos contundentes, que buena falta hacen, sobre la vivencia de las prácticas artísticas en las sociedades del capitalismo desarrollado en Occidente.

Lo de Goytisolo viene a cuento del largo artículo promocional que les dedicó en "Babelia" 848 del sábado 23 de febrero. El párrafo final sobre la marginación de la buena literatura, etc. La bendición de Juan Goytisolo (estupendo escritor y aburrido autorreivindicador) en El País resultaba patética cuando entraba por esos senderos.  Hoy suena peor aún: el anuncio del fichaje de Fernandez Mallo, precisamente, en Alfaguara da otras cosas que pensar.

En definitiva: benditos sean, ¡pero menos cuento!

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres