Blogia
javierdelgado

ARBOLADO URBANO: TALA DE ÁRBOLES: ELEMENTOS PARA EL DEBATE. EL CASO DE SAN SEBASTIÁN

ARBOLADO URBANO: TALA DE ÁRBOLES: ELEMENTOS PARA EL DEBATE. EL CASO DE SAN  SEBASTIÁN
san sebastián. DV.
El desgraciado accidente del lunes en el paseo Zorroaga ha puesto sobre la mesa la conveniencia de mantener en las calles viejos árboles que corren el riesgo de caer con el siguiente temporal. Hoy nos lamentamos de la muerte de un motorista al que un olmo partió la vida, cuando aún resuenan las críticas de vecinos de Isabel II que hace pocas semanas se echaban las manos a la cabeza porque el Ayuntamiento talaba gruesos ejemplares de esta especie en su calle y los sustituía por retoños. ¿Qué criterios se siguen para plantar árboles en la ciudad?, ¿cuáles se apean y por qué?, ¿cuántos ejemplares se eliminan al año por su peligrosidad? Son algunas preguntas que hemos formulado a los técnicos del departamento municipal de Parques y Jardines y al concejal del ramo, Alberto Rodríguez, buscando luz sobre un asunto que está en la calle.
El olmo siberiano es una especie de árbol que se distribuyó por todo el país hace unos 45 años, y que el Ayuntamiento donostiarra dejó de plantar hace 25 años. No sólo eso, desde hace unos 7 años se están retirando los ejemplares en cuanto se atisba el menor problema en su estado de salud. «Es un árbol que por sus características no es el idóneo para una ciudad», explica Rodríguez. Se trata de unidades de gran desarrollo, con una ramificación muy expandida y raíces muy superficiales. Esta especie suele ser atacada por una enfermedad, la graciosis, que los seca por completo y que ha llevado a retirar por precaución centenares de ejemplares en ciudades de todo España.
Problemática primavera
Pero este no era el caso del olmo del paseo Zorroaga que cayó sobre el motorista. A falta de un estudio más profundo, los especialistas señalaron que no estaba enfermo. ¿Qué ocurrió entonces?. Además de las rachas de viento de hasta 100 km/h y de las concretas características de estos árboles, las mismas fuentes destacaron como factor fundamental los cambios que se producen cuando se acerca la primavera. «Aumenta la circulación de la savia, las raíces se esponjan, se debilitan, se produce un cambio en la adherencia del suelo. Es un hecho comprobado que en pleno invierno, cuando las plantas no experimentan esta revolución interna, caen menos árboles que en estas fechas». Una primavera que este año se ha adelantado más que nunca por las elevadas temperaturas, el aumento de las horas de sol y la ausencia de precipitaciones del pasado mes de febrero.
Las poco propicias características de los olmos, y las de los tilos, recomiendan al Ayuntamiento, no sólo no plantar nuevos ejemplares, sino ir sustituyendo paulatinamente los más viejos por otras especies como los arces platanoides.
Todavía quedan en las vías públicas de la ciudad «cientos» de olmos, en Altza, Gros, Bidebieta, Amara, y hasta los hubo plantados en el Boulevard antes de que se acometiera la última reurbanización. Fuentes del departamento de Parques y Jardines señalaron que en el último año se ha retirado 5 ó 6 olmos del mismo paseo Zorroaga, al comprobar, cuando se ejecutaban las obras del bidegorri hacia Loiola, su precario estado.
El Ayuntamiento «retira inmediatamente, un árbol, sea de la especie que sea, si comprueba que está en mal estado o que supone un riesgo para los ciudadanos», afirma Rodríguez, quien precisó que estas actuaciones se realizan siempre siguiendo un protocolo técnico. Unas decisiones que no resultan fáciles de tomar porque siempre encuentran una fuerte resistencia vecinal. Nadie quiere que le talen un árbol que ha visto desde su ventana desde que nació, y cuando se retiran árboles arrecian las críticas sobre la supuesta arbitrariedad cometida. Pasó con la remodelación de Cristina Enea y la retirada de unos grandes árboles secos, y ocurrió recientemente en la avenida Isabel II cuando unos hermosos ejemplares de olmo se sustituyeron por retoños de 5 o 6 años, que disponen de carnet fitosanitario y todas las garantías para ser unos bellos árboles... dentro de unos años.
Cada año se apean unos 300 ejemplares para evitar riesgos a los ciudadanos, el 90% de los cuales son olmos o tilos, y el Ayuntamiento suele plantar unos 1.000 nuevos ejemplares, sin contar con las plantaciones en los nuevos parques que se van creando.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Josefina -

¿Cuántos citadinos queremos vivir en el campo y respirar el aire puro de la naturaleza?. Pero.....¿qué estamos haciendo los citadinos para conservar especies de árboles casi endémicas que crecieron junto con las ciudades y que hoy sucumben ante los grandes proyectos urbanos?. Actualmente un árbol es un objeto - obstáculo; las urbanizaciones en su mayoría, promueven áereas verdes SIN ÁRBOLES ????? (grandes jardínes al estilo americano, mucho césped y pare de contar).
¿Qué está pasando con la responsabilidad del entorno y el derecho a una mejor calidad de vida?.
¡NOS FALTA INCULCAR "CONCIENCIA VERDE", SU IMPORTANCIA Y REPERCUSIONES!.

Alvaro Mendoza. L -

La verdad no se que va a pasar de aqui a unos 30 años si estos ejemplares estan siendo talados y mas aun dentro de la ciudad o urbe, ya que estos son los que, hasta ahora estan manteniendo en pie al planeta,por mi parte estoy tratando de realizar un estudio de que los responsables de este actuar son los ayuntamientos u gobiernos nacionales, departamentales municipales y regionales, quienes son los que estan ligados a estas areas verdes, pero el argumento de ellos es que, en el caso de donde yo recido (Tarija-Bolivia) esa factores u problemas tecnicos, en cierta aspecto les doy la razon pero hasta que punto ellos obtan por talar los arboles, en fin esta es ta es mi opinion u comentario. Gracias

javier delgado echeverria -

Estimado mesturero:

Tienes toda la razón. Por eso hago este blog. Cuando no me vence la depresión, pienso que puede servir para algo. Espero que, al menos, para dar elementos de juicio.

Defender a los árboles no puede ser agredir a las personas como cuentas que hicieron, y menos aún a personas que lo dan todo por esta ciudad de nuestros pecados, siempre llena de gentes de lengua fácil. El trato a los árboles es un síntoma de cómo nos tratamos entre las personas, pero el trato entre las personas es exactamente lo más importante que podemos tener.
Un cordial saludo.

mesturero -

Es lamentable que los Servicios de Parques y Jardines tengan que estar justificándose continuamente de las actuaciones que llevan a cabo.
Resulta vergonzoso que la mayor parte de la gente que se queja por las talas realizadas desde los Servicios Municipales, en los que trabajan las personas que superaron las pruebas pertinentes para demostrar su aptitud, puedan manifestarse si recibir crítica alguna de los medios en los que se hacen eco.
Además causa sonrojo que estos no les piden referencias sobre los conocimientos que les permiten formular las denuncias que realizan libremente, permitiendo incluso que se minusvalore a determinado personal por su titulación de biólogo, cuestionándose si debió ser un supuesto ahorro económico el que motivó al Ayto a contratar dicha titulación en vez de a un agrónomo. Valga de ejemplo el programa de Radio Zaragoza, “Estudio de Guardia”, el pasado viernes 7 de febrero.
Una lástima.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres