Blogia
javierdelgado

"SIN HABLAR CON NADIE", NOVELA ESTUPENDA DE ÁNGELA LABORDETA

"SIN HABLAR CON NADIE", NOVELA ESTUPENDA DE ÁNGELA LABORDETA

He ido esta mañana a la librería "Portadores de sueños", a por un ejemplar de la nueva novela de Ángela Labordeta: "Sin halar con nadie" (Xordica), que presenta mañana.

He leído ya muchas páginas de este libro: me ha atrapado su lectura y he tenido que dejarlo un rato para prepararme el té de la tarde y dejarme algo para leer esta noche. Me daba pena acabármela de leer ya. Me daba pena pero a la vez lo deseaba. No ha sido difícil dejar de leer.

 

La literatura de Ángela labordeta ha ido ganando densidad a medida que sus propios personajes se han hecho más y más profundos psicológicamente. Ya en "bombones de licor", al enfrentarse al mundo familiar de Miguel Labordeta, asumió uno de esos retos de los que si sales con bien sales convertid@ en escritor/a.

 Ángela salió con bien entonces. Se hizo una completa escritora.

Ahora los personajes (sobre todo los femenino) de Ángela Labordeta se van desnudando íntimamente conforme avanza la lectura (pero ya desde las primeras líneas sabemos que Matilde va a ofrecernos toda su verdad desnuda. Esa certeza nos une firmemente a un texto en el que no sobra ni falta nada y en el que los hilos de la trama, conforme advertimos sus conexiones y conflictos internos, dan aún más sentido a cada palabra.

 

Las palabras de "Sin hablar con nadie" sumerjen en un mundo literario en el que a mis oídos resuenan los ecos de la mejor Carmen Laforet, Mercé Rodoreda y Carme Riera, pero seguramente son ecos en mis oídos porque son tres de mis escritoras españolas contemporáneas favoritas y las fuentes originarias de Ángela Labordeta pueden estar en lecturas muy distintas a las de esas autoras, como Sylvia Plath, otra de mis escritoras más queridas. Lo que no pueden estar es muy lejos de las fuentes más claras y frescas de la literatura contemporánea.

Recalco lo de contemporánea porque me importa mucho últimamente advertir en la escritura actual verdadera contemporaneidad en el uso de recursos lingüísticos, semánticos, retóricos, etc. Y esta novela de Ángela Labordeta, sin aparentar experimentalismos (que a mí me divierte utilizar en mis textos y reconocer en los de otr@s escritor@s), hace sin duda un ejercicio contemporáneo de escritura.

Me voy a tomar el té de la tarde, que ya se me hace la hora.

Otro rato seguiré comentando esta novela de Ángela Labordeta, llena de literatura y verdad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres