Blogia
javierdelgado

CRISIS ECONÓMICA: CRÍTICA URGENTE DEL DOCUMENTO DEL SECREARIO GENERAL DEL PCE SOBRE LA CRISIS ACTUAL

CRISIS ECONÓMICA: CRÍTICA URGENTE DEL DOCUMENTO DEL SECREARIO GENERAL DEL PCE SOBRE LA CRISIS ACTUAL

 

Ayer copié en este blog el texto del secretario general del PCE Francisco Frutos, con afán documental: se trataba de que ustedes pudieran hacerse una idea de qué están debatiendo a estas horas en el interior de un PCE del que apenas sabemos nada desde hace tiempo.

 

Ya verían por mi breve introducción que no me parecía precisamente acertada la opinión del secretario general del PCE sobre la crisis económica actual ni la propuesta de “programa” que ofrece.

 

Hoy les voy a decir lo más brevemente posible qué cosas de su texto me parecen especialmente mal.

 

0.- Lo peor, a mi juicio es que se trata de un documento  que igual podría publicarse hace años que ahora, en Madrid o en cualquier lugar del mundo; y eso en política es muy grave. Se trata de un “sermón” establecido (un tanto autobiográfico de lo que ha dado la vida intelectual de F. Frutos) que se recita en cualquier ocasión con pequeños retoques “ambientales”.

 

1.-  Remontarse al “Manifiesto Comunista” de Marx de 1848 es ganas de irse muy lejos para decir que “ya lo sabemos todo” sobre lo que está pasando, etc. Tengo la impresión de que Marx no se remitiría a un texto suyo tan antiguo (ni siquiera para decir que ya  tenía él razón…) sino que centraría sus esfuerzos intelectuales en el análisis de lo nuevo que hay en esta crisis de 2008. El marxismo, para los revolucionarios, no está para citarlo, sino para utilizarlo.

 

2.- Revalidar la propia identidad “comunista” escamoteando acríticamente todo lo que ha sucedido en los últimos 150 años en el movimiento obrero y popular y, especialmente, en el movimiento comunista internacional (¡con los conocidos éxitos desde gobiernos “populares” que todos conocemos!) es muy peligroso intelectual y moralmente: desarma al sujeto actual de las transformaciones sociales.

 

3.- Es penoso leer la alusiones a Cuba, las FARC, etc., alusiones que, como mínimo, esconden culposamente la conciencia de unas realidades que no dependen de las “campañas de enemigo malo” y que cualquier revolucionario debe encarar con sinceridad, por más que duela lo que se sabe cuando se estudia sin prejuicios autojustificatorios.

 

4.- Los más importante: El programa económico que propone F. Frutos para la actual circunstancia es una barbaridad que no resolvería nada sino que empeoraría notablemente la situación económica de nuestro país (en caso de que hubiese alguien que lo apoyase con capacidad de hacerlo cumplir, que esa es otra). Nacionalizar la banca, nacionalizar la energía y el agua, desarrollo de un sector empresarial público… ¿Les suena de algo? Se parece demasiado a los viejos manuales de economía política “soviética” que se redactaron más que nada para justificar (a posteriori) las decisiones económicas de gobiernos “comunistas”.  Con el agravante de que en las circunstancias actuales de “globalización” (por más que no le guste el término) sea imposible realizar programas que exigirían unas condiciones reales de autarquía económica, imposibles precisamente en las circunstancias que han desencadenado esta crisis.

 

5.- El rechazo tajante y sin matices de los presupuestos del Gobierno del PSOE y de las medidas adoptadas ante la crisis me parece otra barbaridad que hasta ahora sólo se la había permitido el PP. ¿Es tan difícil diferenciar tiempos, objetivos, prioridades y valorar diferencias en las políticas de los gobiernos del mundo ante la crisis?

 

Resulta francamente incomprensible que el máximo dirigente del PCE no haya aprendido nada de los últimos cien años de historia económica ni de los últimos cien años de movimientos políticos de afán revolucionario ni de los últimos cien años de la práctica gubernamental de gobiernos progresistas, socializantes, socialistas, comunistas, etc.  La “receta” de F. Frutos para salir de la crisis actual no es sino la repetición de un esquema, una especie de mantra tras cuyo recitado el que el líder del PCE puede quedarse muy tranquilo y feliz…pero no ha ayudado a nadie a resolver sus problemas individuales, familliares, laborales, sindicales, políticos, etc.

 

Por todo esto (y por más cosas que alargarían excesivamente este artículo) el texto del secretario general del PCE, fechado en Madrid el pasado 27 de octubre de 2008, es mero papel  mojado, no sirve para nada. Si esa es la “vulgata” sobre la crisis que van a recitar sus camaradas en asambleas y reuniones, en manifestaciones e instituciones a lo ancho y largo de nuestro país, el resultado será que su discurso no le aprovechará a nadie y que la gente que lo está pasando mal y que lo va a pasar peor no encontrará en el PCE una ayuda intelectual ni moral para defenderse de los prolemas reales de la crisis actual ni podrá servirse de él para comprender lo que sucede ahora mismo, dónde están sus verdaderos enemmigos, dónde sus posibles aliados, dónde sus puntos de apoyo para luchar.

 

6.- Lo único que me parece aceptable (pero se trata también de una “receta” para cualquier época del año) es la llamada de F. Frutos a la movilización ciudadana en general y obrera en particular.

 

Así que habrá que seguir discurriendo sobre esta crisis y la salida más favorable para la mayoría trabajadora. Habrá que seguir buscando. Es una pena el tiempo que se ha tomado el secretario general del PCE en escribir un texto que no sirve para (casi) nada. Otra vez será ( o no).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres