Blogia
javierdelgado

DUBAI: EDIFICIOS ALTOS, ESPECTACULARES...Y "ECOLÓGICOS"

DUBAI: EDIFICIOS ALTOS, ESPECTACULARES...Y "ECOLÓGICOS"

El edificio Pagoda, de Rotterdam, es generoso con las áreas de terraza para que los inquilinos puedan disfrutar de jardin...

MEDIO AMBIENTECon el anuncio de la construcción de la torre rotante de Dubai se consolidó la tendencia de los edificios altos, espectaculares y ecológicos.

Sábado 13 Diciembre 2008

http://www.semana.com/noticias-vida-moderna/colosos-verdes/118725.aspx

Dubai se ha convertido en el lugar del Oriente Medio en donde más se construyen edificios exuberantes que calificarían dentro de la categoría de maravillas de la arquitectura moderna. Tal vez por eso, el anuncio de la construcción de una nueva torre allí ya no es noticia de primera plana. En junio pasado, sin embargo, cuando el italiano David Fisher dio a conocer a los medios que iniciaría la construcción de su nuevo proyecto en esa ciudad, el mundo entero quedó boquiabierto. La principal razón es su espectacular diseño: cada piso podrá rotar sobre un eje central, lo cual implica no sólo que el edificio de 59 pisos estará continuamente en movimiento, sino que los inquilinos disfrutarán de una vista diferente con sólo oprimir un botón.

Pero, detrás de esa fascinante fachada, el rascacielos de Fisher también sobresale por otras características: la fuente de energía de todo el complejo será solar y eólica, para lo cual se instalarán paneles en la azotea y se acoplarán 48 turbinas de viento entre los pisos. Según el arquitecto, esta torre producirá 10 veces más energía que la que consumirá.

La torre rotante de Dubai es uno de los tantos edificios en el mundo que buscan un diseño extraordinario al tiempo que brindan soluciones ambientales para reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) . Por ello se les apoda Greenscrapers o rascacielos verdes y hacen parte de una tendencia más grande que involucra casas, oficinas e incluso ciudades, que tendrán en común la meta de producir cero contaminación. De acuerdo con cifras del Green Building Council, sólo en Estados Unidos hay más de 16.000 proyectos que buscan la certificación Leed que otorga este ente a los proyectos que cumplan los criterios de diseño, construcción y operación de los edificios verdes. Esta cifra es tres veces mayor a la de 2000, cuando se registraron 573 obras.

La tendencia de la arquitectura verde empezó a tomar fuerza cuando se revelaron cifras dramáticas sobre las edificaciones y el medio ambiente. Analizando datos del U. S. Energy Consumption, el arquitecto Edward Mazria encontró que el 50 por ciento de las emisiones de gases invernadero estaba relacionado con los edificios, lo que cambió el paradigma de que es el sector del transporte el único que debe hacer modificaciones frente al reto del calentamiento global. "Los arquitectos también son jugadores clave en este tema", dice Mazria, quien va por el mundo dando su charla Es la arquitectura, estúpido, en la que explica que cada vez que alguien diseña un edificio, sus decisiones sobre la orientación, los materiales, las ventanas y los sistemas de refrigeración y calefacción afectan el consumo de energía y, por lo tanto, la emisión de estos gases.

Ante esa realidad, las principales ciudades del mundo se pusieron la meta de cortar las emisiones de gases no sólo construyendo los nuevos edificios con medidas más ecológicas, sino haciéndoles un facelift a los antiguos. Transformar las viejas edificaciones en lugares más 'verdes' se puede alcanzar con medidas tan sencillas como cambiar el sistema de iluminación de bombillos tradicionales a los conocidos como Light Emitting Diode (LED), que son más eficientes. Las ciudades están por reforzar este tipo de transformaciones con políticas. En Alemania, según Siemens, todas las casas requerirán un certificado de desempeño energético donde se documente su consumo.

En cuanto a los nuevos edificios, las posibilidades de reducir las emisiones de CO2 son enormes. El World Trade Center de Bahrein, por ejemplo, tiene tres grandes generadores eólicos entre sus dos torres gemelas cuya forma dirige el viento hacia estas turbinas. Con ellas, el arquitecto sudafricano Shaun Killa logró producir el 15 por ciento de la energía necesaria del edificio. En Sydney, Australia, un complejo de oficinas conocido como 30 The Bond tiene un sistema de ventilación novedoso que consiste en inyectar agua fría a unos radiadores ubicados en los techos de cada piso. Estos enfrían el espacio y por simple ley de física, el aire caliente sube y el frío baja. El edificio del diario New York Times, en Manhattan, diseñado por Renzo Piano, tiene una fachada de vidrio que permite ver a través. Para que no se convirtiera en un colector de calor, el arquitecto colocó unas persianas de cerámica desde el techo hasta el piso. Esta estructura está conectada con un sistema de monitoreo mediante el cual las persianas se abren y se cierran dependiendo de la intensidad de los rayos del sol. De esta forma, en momentos de poca luz se permite la entrada de los rayos, y en los más intensos se bloquean.

El edificio Editt y la Pagoda de Rotterdam tienen su propia manera de entender lo que es un edificio ecológico. En ambos casos, los arquitectos optaron por destinar una extensa área para jardines que dan sombra y frescura a los apartamentos. En la torre Editt, el arquitecto malayo Ken Yeang busca cubrir un tercio del edificio con vegetación para protegerlo de los rayos del sol. El paisajismo vertical, como él lo llama, ayudará a que la climatización sea natural y gratis. La selección de las especies que cubrirán el edificio se hizo de acuerdo con el microclima de cada piso.

La Pagoda de Rotterdam, diseñada por el grupo Per Hilldoranza, es una solución para aquellos que se establecen fuera de la ciudad en búsqueda de espacios verdes pero, una vez en el campo, sienten nostalgia por la vida citadina. "La forma y el tamaño de las terrazas y la posibilidad de plantar allí las matas y flores que quieran maximizan esa sensación de jardín", dice Ben Huygen, uno de los arquitectos.

Un proyecto todavía más ambicioso es el de Abu Dhabi, donde el gobierno pretende construir la primera ciudad con cero emisiones de CO2. Se trata de Masdar, un territorio de seis kilómetros en el que vivirán aproximadamente 50.000 habitantes. Entre los planos, a cargo del arquitecto británico Sir Norman Foster, está el transporte eléctrico, fuentes de energía renovables, ventilación natural, planta desalinizadora de agua marina y un sistema de reciclaje de basura. En Chicago han tomado medidas más austeras como plantar jardines en los techos de los edificios, lo que ha cambiado, al menos desde arriba, la apariencia de esta ciudad.

Las casas también se están involucrando en el proceso y una manera sencilla de volverlas más ecológicas es reduciendo su tamaño. Con la crisis mundial y el problema del cambio climático, se espera que las mansiones no tengan tanta demanda. En la mayoría de casas 'verdes' se instalan paneles solares y sistemas de recolección de aguas lluvia. También se ubican estratégicamente para que reciban menos calor y atrapen las corrientes de aire que mantengan fresco el interior. Lo más interesante es que tienen un medidor de energía en la puerta principal, que da cuenta detallada de cuánto se utilizó en el secador, cuánto en la lavadora, en la plancha, etcétera.

Pero la tendencia hacia las construcciones ecológicas tiene sus críticos porque muchos ven en esto mucho de moda y poco de soluciones reales ambientales. "¿Aguas grises recicladas para los inodoros? ¡Excelente! Pero si 500 trabajadores deben desplazarse durante una hora para llegar al lugar, ¿qué tan verde es eso?", se pregunta Cathleen McGuiga, periodista de la revista Newsweek. Y tiene razón. Si en la ecuación no se incluyen las variables del costo de fabricación de los materiales -la producción de acero consume 10 veces más energía que la del ladrillo- y de su transporte al sitio de la obra, estas megaconstrucciones ya están teniendo un impacto negativo en el medio ambiente.

Lo importante por ahora es que los arquitectos tomen conciencia de que parte de la solución al problema del medio ambiente está en sus manos.
 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

ricardo mora escalante -

joda en estos momentos la ciudad mas lujosa del mundo no se encuentra en el pais mas importante del mundo y la gran potencia q es USA se encuentra en el medio oriente en EMIRATOS ARABES como la ven...dubai...jaja no tienen en q gastarce la plata...

KARLOS -

Este es uno de los males del mundo moderno, el engaño que vende el disparate como si fuera positivo. Pensar que los macroproyectos de Dubai y similares hacen bien al medioambiente es una locura. Os remito a un artículo sobre el tema, en www.carlosirisarri.blogspot.com
No sólo eso, estos complejos los construyen semiesclavos.
Rebelémonos contra tanto disparate!!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres