Blogia
javierdelgado

LOGROÑO: EDUCACIÓN MEDIOAMBIENTAL PARA ESTUDIANTES

El Ayuntamiento pondrá en marcha un carné de compromisos personales para que los estudiantes apliquen buenas prácticas medioambientales
«Cerraré el grifo y respetaré las fuentes»; «apagaré las luces cuando ya no hacen falta; separaré la basura» o «no iré en bici por el césped». Estos compromisos figurarán en un carné que promoverá el Ayuntamiento de la capital a través de los centros escolares.
Los alumnos podrán intentar mantener uno, dos, tres o los cuatro. Los controles se realizarán a través de entradas a una página web que se dará a conocer en su momento y a través de las facturas de la luz o el agua de las familias que pueden analizarse en el aula.
Este carné de compromisos personales para estudiantes es sólo una de las iniciativas que se desarrollarán este año que viene en materia de formación para la sostenibilidad y el medio ambiente.
La implicación de los centros escolares, de sus directores y de sus asociaciones de padres ha tenido mucho que ver en el interés detectado desde el Consistorio por la sostenibilidad y el medio ambiente. Para este año que se inicia se ofrecerá a los centros la posibilidad de participar en actividades relacionadas con la bicicleta y en paseos por el entorno del Ebro, en concreto por caminos que se encuentra arreglando la Confederación Hidrográfica, con observatorio, con señalización específica y con monitores incluidos.
Dispondrán también los colegios e institutos del Ecobús, sobre todo para cuando llevan a cabo sus semanas dedicadas al medio ambiente. El número de participantes en las actividades municipales de sensibilización en sostenibilidad crece cada año. Entre las causas, el hincapié que se hace en la oferta, estima la concejala del área, Concepción Arribas.
Son miles de personas las que cada año asisten a las acciones formativas del Ayuntamiento en materia de sostenibilidad. Si últimamente, y debido al aumento de la oferta, el número de asistentes ha crecido, este último ejercicio se han incrementado las actividades por el Año del Agua y se ha notado.
Las acciones se centran en asuntos que van desde los residuos y su reciclaje, hasta los parques y jardines, pasando por el tratamiento del agua y el vivero y por los talleres del aula didáctica de La Grajera.
Durante el 2008, y sin contar noviembre y diciembre, más de 8.000 personas pasaron por los talleres del parque logroñés, que, por cierto, en el primer trimestre del 2009 se dedicarán a las mariposas. Unas 3.700 conocieron el funcionamiento de la potabilizadora y de la depuradora, y 900 más pasaron por la muestra sobre el agua en la sala de exposiciones del Consistorio, mientras que 2.200 recorrieron parques y jardines.
En las actuaciones teatrales hubo hasta 8.300 personas.El año anterior, 2007, finalizó con 15.372 participantes en las distintas iniciativas, mientras que el año anterior había concluido con 8.705.
«Haciendo hincapié en la oferta, logramos más demanda», argumenta la concejala del área, Concepción Arribas. Si bien este año también han detectado que la oferta de muchas entidades en materia de residuos ha hecho bajar la participación en los programas municipales. En cualquier caso, en el salto dado tienen mucho que ver los directores de centros escolares.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres