Blogia
javierdelgado

LEYENDO A GENET, III

Para leer a Genet hay que desconectar la raíz de la lectura como raíz ya formada

y dejarse llevar, dejarse llevar, aceptar su escritura,

presenciar con inocencia la apertura de su confesión

y entonces se produce el milagro:

se sienten vibrar en el interior nuevas raíces de la experiencia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres