Blogia
javierdelgado

CARTA ABIERTA A L@S DIRIGENTES DEL PSOE DEL AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

CARTA ABIERTA A L@S DIRIGENTES DEL PSOE DEL AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

 Hoy, lunes 24 de abril, me publica Heraldo de Aragón el siguiente artículo de Opinión, que reproduzco aquí para su difusión en el cyberespacio.

 Realmente, a est@s amig@s se les pueden preguntar muchas más cosas. He preferido centrarme sólo en el asunto del clientelismo por ser, a mi entender, la clave de sus dificultades para hacer una política municipal de izquierda y la raíz de sus compromisos menos evidentes, por ejemplo con los jefes de la industria local del ramo de la construción.

¿QUÉ QUEREIS DE NOSOTROS?

 

Queridos compañeros del PSOE que dirigís el Ayuntamiento de Zaragoza,  ¿qué queréis de nosotros? Me refiero a la ciudadanía en general, pero también a nosotros en particular, vuestros compañeros de la izquierda.¡Tenéis compañía en la izquierda! Y me atrevo a deciros que, en mi opinión, son muchas personas las preocupadas seriamente por vuestras obras  y por vuestras omisiones.

 

Puede que no queráis nada de nosotros. Pero con establecida periodicidad venís a pedirnos el voto. Queréis nuestro voto. Aparte de eso, lo cierto es que no tenemos noticia de que queráis nada más de nuestra parte. La actividad política de la izquierda, especialmente la de vosotros, compañeros del PSOE, parece dar paso a una de las prácticas que más favorecen a la derecha: establecer núcleos de poder localizados alrededor de una actividad u objetivo concreto, a cuyo frente hay un cargo público: dicho de otro modo, a crear clientelismo.

 

Las propuestas transformadoras de la izquierda siempre han necesitado el apoyo activo de las mayorías y su participación en la consecución de los logros deseados. El clientelismo nada tiene que ver con eso. El clientelismo es un tipo de elitismo más o menos arbitrario en cuanto a su extracción social, que pretende más conservar que arriesgar, y por eso es un factor regresivo. Lo que se pretende conservar, por si hace falta recordároslo, es ese cargo o cargos desde los que se fomenta el clientelismo. El cliente aspira no sólo a serlo, sino a transformarse un día en cargo público; y éste espera pasar, tras su transito por la institución, por lo menos a cliente de los nuevos cargos, etc.

 

¿Nos queréis como ciudadanía o como clientela, compañeros? Ya es penoso verse en la necesidad de haceros esta pregunta, y ya perdonareis si os irrita; pero el caso es que en los últimos años la actividad de los cargos socialistas del ayuntamiento de Zaragoza ha establecido entre nosotros, dolorosamente, esa duda. Lo que llamamos “sistema democrático” se pervierte de esta forma y tan sólo queda un cascarón vacío en el que resuenan los discursos que cada cierto tiempo hay que emitir para mantener la tradición. Y poco a poco se refuerza el  poder en la sombra, hijo de acuerdos privados y ocultos.

 

Estamos en condiciones de comprender las dificultades de llevar a cabo políticas ciudadanas progresistas en un país en el que la correlación de fuerzas general es notablemente favorable a las posiciones de fondo reaccionarias, por más que algunas apariencias engañen. Pero de ahí a optar por el clientelismo van no sólo unas siglas sino el espíritu de la izquierda.

 

¿Qué queréis de nosotros, compañeros socialistas del ayuntamiento de Zaragoza? Tal como van las cosas no vamos a estar condiciones de dar ni de defender el voto a vuestro partido como a veces hicimos. La sucesión de errores en vuestra actividad dirigente va dejando escaso margen a vuestra capacidad de maniobra (¡y eso que aquí no dimite nadie!)  y a nuestra capacidad de apoyo.  ¿Confiáis en que el rechazo que sentimos a volver a ser gobernados por la derecha (cuyo clientelismo es consustancial) os aúpe de nuevo a vuestros cargos? ¿Y por qué? Existe el voto en blanco.

 

Queridos compañeros del PSOE que aún dirigís el ayuntamiento de Zaragoza, ¿qué queréis de nosotros? ¿Y qué estáis dispuestos a cambiar para que la vida política zaragozana permita intervenir desde posiciones claramente adscritas a los intereses de las mayorías? Necesitamos una clara contestación, un gesto inequívoco.

 

                                                            Javier Delgado Echeverría.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Anónimo. -

Querido Javier:
El PSOE de Zaragoza no quiere nada de nosotros salvo los votos.
Es un partido hediondo y sectario, dividido en mil conflictos internos.

Los viconsejeros emplean a sus mujeres, la consejera emplea a su marido,
la mujer del presidente manda a galeras a una periodista que no le cae muy simpática...

¿Qué van a querer de ti o de nadie? Este es un partido corrupto y lleno de soberbia. Es un partido de miserables.

Es conmovedora, o como se diga, tu inocencia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres