Blogia
javierdelgado

A PUNTO ESTÁ DE ACABAR EL VERANO Y DE COMENZAR EL OTOÑO, QUE ES UNA ESTACIÓN EN LA QUE TAMPOCO PARA EL AVE.

A PUNTO ESTÁ DE ACABAR EL VERANO Y DE COMENZAR EL OTOÑO, QUE ES UNA ESTACIÓN EN LA QUE TAMPOCO PARA EL AVE.

Ya lo aniuncian l@s niñ@s: ¡Se acaba el veranoooooooo!

De aquí a nada (puede contarse por horas) se acaba el verano de este año 2006 y comienza el otoño (también del 2006), una estación a la que no hay por qué temer, ni mucho menos. Yo mismo, por por poner un ejemplo cercano, nací el once de octubre, en pleno comienzo del otoño. Y no hay que alarmarse: no voy a nacer más veces, sería un caso raro nunca jamás conocido; así que el próximo otoño, en lo que concierne a la posible influencia de mi nacimiento (de mi hecho de nacer este otoño), no hay nada que temer. Sí lo hay, por contra, del nacimiento de varios millones de personas y muchos más millones de animales de todas las especies que tendrá lugar este otoño. Y no quiero señalar en ninguna dirección concreta, no se trata de eso. Pero aun siendo optimista, que no es el caso, fácilmente puede deducirse que alguno de esos seres hará algo a lo largo de su vida que amenazará nuestra existencia, individual o colectiva. Ni más ni menos. ¡Ahí es nada! Eso es lo que tienen los cambios de estación: que te hacen pensar y recapacitar sobre el destino de la especie humana y de sus aliados, etc. Por lo demás, mañana es fiesta ("de guardar") y aún quedan horas de asueto, fiesta, "libertad"...

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres