Blogia
javierdelgado

DEPRESIÓN BAJO SOSPECHA: BREVE RESPUESTA A UN ARTÍCULO DE ORDOVÁS EN EL HERALDO DE ARAGÓN.

DEPRESIÓN BAJO SOSPECHA: BREVE RESPUESTA A UN ARTÍCULO DE ORDOVÁS EN EL HERALDO DE ARAGÓN.

 Es fácil cocear sin ton ni son. ¿Pero para qué o a quién sirve?

Ayer o anteayer publicaba Ordovás en el Heraldo un artículo de opinión (nada menos que en la página "de honor", junto a los editoriales) en el que planteaba sus dudas sobre si algunas (o muchas) personas que se declaran deprimidas y piden la baja por tal razón lo están realmente o simplemente no tienen ganas de trabajar y quieren escaquearse con esa excusa.

Sólo quiero decir que para que un/a médico - especialmente de la Seguridad Social - dé la baja por depresión tiene que tener suficientes elementos de juicio. Se trata de un acto médico sometido a las mismas exigencias y controles que cualquier otro.

Poner a los enfermos de depresión que están de baja bajo sospecha sólo deja ver que Ordovás no sabe de lo que está hablando: ni de esa enfermedad, ni de los trámites de una baja por la misma.

Tengo la impresión de que en esas circunstancias Ordovás hubiera hecho mejor callándose. Acaso hubiera hecho mejor aún interesándose verdaderamente por el asunto, buscando información, etc.

Sólo la ignorancia que muestra sobre el particular le exime de mayores culpas en el daño que sin duda habrán causado sus palabras en personas que sufren la enfermedad de la depresión y que las hayan leído tan destacadamente publicadas en un periódico respetable como el Heraldo.

Pienso enviar este breve texto a la sección de "Cartas al Director" del Heraldo de Aragón, por si les parece conveniente publicarla.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Anónimo -

Se nota que este señor no sabe lo que es una depresión ni la ha padecido. Es muy fácil hablar. Un saludo.

jcuartero -

Te mando saludos y recuerdos afectuosos que espero te sirvan para animarte, aunque sea un poquillo.

javier delgado echeverria -

Gracias, médico, por tu comentario. Si sigues este blog ya ves los intentos que hago para mantenerme activo (y no siempre lo consigo). Me dolió lo de Ordovás pensando en tanta gente que necesitamos comprensión en nuestra enfermedad. Lo suyo era una patada en la boca, ¿no?

Por otra parte desconocía que Ordovás perteneciese al gremio de los panaderos, y si es cierto que éstos no se deprimen me alegro muchísimo por todos ellos y por él. ¡No sabe de lo que se libra!
En fin, que gracias por vuestras palabras. Un abrazo.

Gremio de panaderos -

Lo que pasa es que los panaderos no se deprimen. Y Ordovás es panadero.

Medico -

No es la primera (y me temo que tampoco la última) que Ordovás habla sin conocimiento de causa. se cree que hace gracia, pero resulta patético, y sobretodo, hace gala pública de su ignorancia. La depresión es una enfermedad tan tipificada y tan definida médicamente como pueda serlo la diabetes, el cáncer, o la hernia discal. Además, una de las cosas que más agradece el enfermo de depresión es poder ir a trabajar. Pero la ignorancia de Ordovás es tan sórdida como triste.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres