Blogia
javierdelgado

PP ¿HACIA UNA CRISIS DE IDENTIDAD?

Los "revoltosos" del PP ya han conseguido uno de los principales objetivos de toda revuelta interna: que haya muchos que tengan mucho que perder y otros muchos que tengan mucho que ganar en esta guerra.

Una guerra, por lo que parece, a muchas bandas, que está conmoviendo los cimientos de todo el sistema clientelar del PP. Y eso que aún faltan por lanzarse al ruedo mucho jefes locales. Todo se andará.

¿Qué efectos puede tener en el PP esta crisis violenta?

En primer lugar, dada su situación como principal partido de la oposición, su "fuera de juego" político: bastante tienen con lo que tiene dentro y cada día que pasa sus posibles sobre la realidad nacional queda ahogado bajo los clamores de sus peleas.

En segundo lugar, tras una revuelta generalizada en la cúpula de un partido suele sobrevenir una fase en la que los principales protagonistas han de presentarse ante sus posibles apoyos internos y ante la sociedad como defensores de algunas señas de identidad que les diferencien de sus contarios: "la teoría" auxiliará a las causas personales más o menos inconfesables.

Y eso derivará en una verdadera crisis de identidad en el PP. ¿Quiénes serán "más PPP que otros? ¿Qué PP será más PP? Etc.

No está mal que el principal partido de la derecha española se desintegre como lo está haciendo. Eso da nuevas posibilidades de acción al gobierno del PSOE y, en general, a las fuerzas progresistas, incluso a las fuerzas nacionalistas de derechas que prefieren un país con menos pesos del PP.

El problema es que ya en otras ocasiones la crisis de la derecha ha llevado al PSOE a asumir como propias políticas de la derecha, "ocupando" ese espacio, en vez de abrirse paso hacia posiciones más a la izquierda o, por lo menos, más desinhibidamente progresistas.

Así que la previsible crisis de identidad del PP no está claro que favorezca el avance de las propuestas de la izquierda española.

Ahí se verá (también) si el PSOE ha aprendido algo en la buena dirección o vuelve a reaccionar como lo hizo en tiempos de Felipe González.

Si el PSOE hace una oportunista "derechización" volveremos a ver campar a sus anchas la corrupción, incluida la corrupción institucional. Y entonces lo que comenzó en una revuelta en el seno del PP acabará siendo una derrota del PSOE en las urnas, ante un electorado asqueado una vez más por el espectáculo de la corrupción.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres