Blogia
javierdelgado

LAS "REINAS" Y LAS "DAMAS" DE LAS FIESTAS...¿QUÉ OCURRE, QUÉ LES ESTÁ PASANDO?

LAS "REINAS" Y LAS "DAMAS" DE LAS FIESTAS...¿QUÉ OCURRE, QUÉ  LES ESTÁ PASANDO?

 La "reina de las fiestas" de Apagón luciendo sus galas.

Todas esas fotos de chicas sonrientes, nerviosas, emocionadas, trajeadas, repeinadas, puestas ante la cámara durante unos minutos que recordarán toda su vida.  Todas esas chicas vestidas para la fiesta, con el apellido de sus padres en la frente, honra y gloria de la familia, un día de saludos y llamadas de sus tíos, primos, abuelos: Te hemos visto muy guapa, qué sorpresa, cuánto has crecido, qué ilusión… 

Todas esas chicas rebosantes de felicidad en medio de la fiesta, luminosas, vitales, conscientes de su triunfo y de su grandísima, ¡oh, por supuesto! Responsabilidad: representar a su familia ante todo su pueblo y a todo el pueblo ante el mismo pueblo, espejo en el que mirarse todas ellas, los ojos de todos puestos en ellas, ir en boca de todo el vecindario, aparecer y desaparecer como las luminarias de los fuegos artificiales iluminando la noche de fiesta.  

No las comprendo. No comprendo a esas “reinas de las fiestas”, a esas “damas de honor”, a esas chicas rebosantes de felicidad durante algunos días, no entiendo esa felicidad, el sentido de sus actos estos días en todos los pueblos: sus fotos salen en los periódicos locales, alguna incluso hablan en la radio local celebrando y felicitando.  

No entiendo a sus padres ni a sus madres, no entiendo a sus amigas ni a sus vecinas, a los cargos municipales de sus pueblos respectivos no los entiendo, qué hacen nombrando y eligiendo “reinas” y “damas”, qué pretenden con la exhibición de las más guapas (es un decir) de la localidad, a qué juega todo el mundo en ese juego. 

 ¿Hay un rito ancestral bajo las apariencias? ¿Hay algo parecido al ritual sacrificio de las vírgenes por su comunidad? ¿Hay algún oculto conjuro en esos nombramientos, en el teatrillo de honores y etcéteras? No comprendo a esas chicas ni su sometimiento a una presión colectiva que retrotrae la historia de la relación entre los sexos  años luz de las necesidades y deseos actuales de las chicas, de los chicos… 

¿Qué ha sucedido para que algo que parecía en extinción (¡esas exhibiciones entre lo ganadero y lo religioso, lo ritual y lo cutre!) aflore con tal fuerza y llene las páginas de los periódicos durante días y días, pueblo tras pueblo, comarca tras comarca, de arriba debajo de toda la región? Me produce un penoso disgusto esa imbécil idea hecha cremas, vestido, maquillaje, corona, diadema y peluquería, mucha peluquería.  

Volvemos a tiempos del ministro Fraga, volvemos a sus “veinticinco años de paz” de la España de Franco miserabilizada. Volvemos a la foto fija de la más rancia expresión de la alienación colectiva.   O volvemos más lejos aún en el pasado, a costumbres y fórmulas de arreglos entre labradores, las bodas concertadas, la exhibición del material femenino que las familias ofrecen para que buenas manos nuevas trabajen en las tierras familiares. O más lejos aún, más lejos…

 Si quieren reinas y damas que apechugen con todo lo que conlleva el rito, que oficien los rituales, que organicen de verdad las romerías de las que tendrán que volver embarazadas, llenas de sangre nueva para el pueblo, comprometidas las familias, las herencias, las codicias diversas entregadas al destino de unas chicas en edad de sacrificarse por el bien de la familia, de las arcas familiares, de las conveniencias.

Si quieren reinas y damas que miren a otro lado, que hagan como que no se enteran, que escuchen los gritos nocturnos en los campos y no vayan, que dejen que se cumpla la ley de los más fuertes, de los más atrevidos: puesto el cebo, que obtengan su trofeo. Que vayan preparando los ajuares para el año que viene, cuando cumplan los plazos… ¿Pero qué hacen esas chicas haciendo de reinas y de damas?¿Qué ocurre hoy día en esos pueblos en fiestas? ¿Vuelven a algo? ¿A qué van? 

 ¡Y esas pobres chicas! 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Miguel Ángel -

Estás chalado, primero, donde vas a comparar tradiciones tan pintorescas y bonitas con las barbaridades que se hacian en el pasado. He estado de acuerdo hasta cierto punto de tu comentario, diciendo que hay bastantes gastos innecesarios, pero para nada las damas de hoy día tienen "que volver embarazadas de sangre nueva" ¿Criticas por criticar o formas parte de la nueva moda progre de eliminar todas las tradiciones? Irse todos a un país superprogresista que olvida sus tradiciones! que aquí al menos sabemos modernizarlas, adaptarlas a los nuevos tiempos y sobre todo, no perderlas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres