Blogia
javierdelgado

ENTREVISTA AL PINTOR VICENTE PASCUAL RODRIGO, III: CUESTIONES TÉCNICAS Y MATERIALES. Y MÁS PREGUNTAS MÁS O MENOS IMPERTINENTES AL AMIGO

ENTREVISTA AL PINTOR VICENTE PASCUAL RODRIGO, III: CUESTIONES TÉCNICAS Y MATERIALES. Y MÁS PREGUNTAS MÁS O MENOS IMPERTINENTES AL AMIGO

 Ilustración de "Las 100 Vistas del Monte interior"

Querido Javier:


veo que hablas de nuevo de depresión, no le hagas mucho caso y adelante. Por cierto, el resultado del scanner que me hicieron ha sido bastante bueno ya que los tumores no han crecido, están estables; y, dado el comportamiento que últimamente tenían, esto es una buena noticia. Necesitaré más sesiones de quimioterapia, lo cual, indudablemente va a intensificar mi debilidad. Pero, en fin, la experiencia de la ancianidad será algo impagable si de esta puedo salir

Vicente Pascual

Mira , es muy cierto lo que dices, siendo pintor es lógico hablar también del medio. Poco tengo que decir, pues siempre ha habido dos puntos que me ha parecido necesario tenerlos en cuenta. Si en primer lugar hay una intuición de, digamos, un arquetipo, el concepto plástico ha de ser consonante con la idea y que el modo de llevarlo a cabo ha de ser adecuado al soporte. Una escultura de bronce requiere un tratamiento adecuado al bronce; pero por supuesto, esta adecuación puede llevarse a cabo de distintos modos sin traicionar la materia del soporte, y, sin utilizar esa traición –como a menudo se hace para llevar la atención fuera del objetivo. Esto me ha llevado a ver los trucos de cocina plástica como actitudes sofistas en las que el “como” (el cual tiene sus derechos) prevalece sobre el “que”. Ceñirse a las características de un soporte o una materia, o a unos cánones, sólo limita a aquel que no domina el oficio.


Mi trabajo abarca ya más de treinta años pintando y haciendo exposiciones, y, logicamente, mi pintura ha ido variando, ha atravesado épocas que, si han sido lo que debieran ser, son aspectos de lo que amo. He pintado en forma de paisaje, en algunas épocas de un modo casi fotográfico, muriendo a la belleza tal como aquí se manifiesta. En otros momentos he tratado de expresar lo que ella expresa con formas paisajísticas análogas pero diferentes a las de la experiencia diaria.

Más adelante mi necesidad interior me llevo a vivir interiormente la inteligencia de los ritmos de la naturaleza en el espacio y en el tiempo, en esta época mis pinturas dejaron de parecer paisajes.

Y, ahora, mis pinturas son extremadamente austeras, seguramente aburridas para muchos, son meditaciones sobre las cualidades en su dimensión menos manifiesta a través de lo manifestado. Cada uno de esos planteamientos me ha exigido un modo de actuar, de pintar. En ocasiones un modo dulce, a veces riguroso, a veces con colores brillantes otras con colores pardos. He trabajado con pigmentos opacos o con trasparentes. Esto es algo natural en el pintor que no se somete a las corrientes. Ahora ves los que hacen video tan centrados en su medio como un aficionado podría estarlo hace unas cuantas décadas con las maneras de la acuarela.


En mis últimos trabajos, en cualquier caso, utilizo sólo dos colores: un negro humo y un óxido rojizo. Lo hago con docenas, quizá cientos, de capas transparentes, de modo que no me doy permiso para las rectificaciones.

Pienso a veces en los trucos de cocina plástica, y me hacen recordar como he dicho más arriba a los sofistas, esos antecesores de los malos abogados que luchan por aparentar que están en la verdad, en lugar de esforzarse por estar en ella.

Esto con un fuerte abrazo.

Vicente Pascual

 ........................

Querido Vicente:

Gracias por darme noticias tan concretas sobre tu salud. Me atrevo a publicarlas porque no veo en ellas nada que pueda violentarte o hacerte daño, ni a tí ni a tus seres queridos a los que sé muy unidos a tí y por los que puedes dar muchas gracias a Dios. Te conozco y sé que haces lo imposible por atenerlos en sus problemas y en amainar en lo posible sus angustias y penas. Sé que no estás encerrado en un mundo de enfermedad autocompasiva sino que incluso la enfermedad ilumina lo más afectivo y solidario que hay en tí, endulzándolo.

Voy a ir más lejos en esto de la entrevista y tú me sigues si te parece bien y si no damos otro giro. Mira, se me hace imposible no preguntarte hasta qué punto vives tu actual etapa creativa como un elemento integrado en tu experiencia de la enfermedad y todo lo que ella conlleva: de limitación pero también de liberación, de dolor pero también de sentido, de individuación pero también de unión a tus seres más queridos, de aislamiento pero también de conexión aún más receptiva con el universo. No sé si expreso bien lo que creo advertir en tus poemas y pinturas, pero el caso es que precisamente por eso me importa leer tu propia voz, saber por tus propias palabras de "artista gravemente enfermo" cómo es tu pintura en las actuales circunstancias, como interpreta o se interrelaciona con la enfermedad. Lejos de pensar que una conversación así manifiesta morbosidad o intrusión indebida, pienso que tu experiencia de ahora (como las que viviste en otros momentos de tu vida, y las que en adelante vivirás) tienen algún correlato en tu pintura. ¿Te parece?

Beso tus manos con las que transformas bellamente el mundo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres