Blogia
javierdelgado

HIRAKU NAKAMURA, FIGURA DEL AJEDREZ DE HOY Y DEL MAÑANA

HIRAKU NAKAMURA, FIGURA DEL AJEDREZ DE HOY Y DEL MAÑANA

 (Texto copiado de la web de la Universidad de El Salvador)

Hikaru Nakamura

Nacido en 1987 en los Estados Unidos, hijo de japoneses Hikaru Nakamura encontró rápidamente resultados deportivos en el ajedrez. Aún cuando sus comienzos fueron algo más lentos -su explosión se dio después de los 12 años- pronto se hizo acreedor a una merecida fama por su juego original y creativo desde una edad muy temprana. Sus primeros años muestran una marcada preferencia por el juego creativo y una gran capacidad para la táctica.


El desarrollo en Estados Unidos lo llevó a siempre participar en torneos Abiertos (en EE.UU casi no existen torneos cerrados) donde tuvo posibilidad de enfrentarse rápidamente contra fuertes grandes maestros. Durante los años de transición luego de obtener el título de GM a los 15 años, su estilo comienza a definirse como heterodoxo, amante de las complicaciones y de las posiciones originales. Sus resultados deportivos son muy buenos y sus progresos lo llevan a una extraordinaria actuación en el Mundial FIDE de Tripoli 2004 donde arriba hasta cuartos de final (pierde con Adams 1,5 a 0,5).

 Finaliza el 2004 con una contundente victoria por 4,5 a 1,5 en un match ante Karjakin organizado en Cuernavaca. A comienzos de 2005 el mundo ajedrecístico sigue sus pasos con ansiedad. Su ranking de 2660 puntos lo situaba entre los 40 mejores del mundo, pero a partir de allí comienza a estancarse, encontrando una prolongada meseta en su curva de crecimiento ascendente. Su estilo original comienza a volverse demasiado extravagante, al punto que resultan muy curiosos sus experimentos de aperturas. Esta "crisis de forma" parece prolongarse durante el año 2006 en que sus resultados son muy irregulares.

Sírvase de ejemplo su actuación en el Campeonato de EE.UU 2006, donde comienza con 0 puntos en 2 partidas (ante jugadores de 2300 puntos de elo en ambos juegos), para finalmente recuperarse y lograr varias victorias ante grandes maestros, pero su score de 6,5 en 9 rondas no le permite acceder a la final del torneo que terminan jugando Shulman y Onischuk. En la Olimpiada de Turín 2006 Nakamura mantuvo su andar irregular, pero logró una importantísima victoria ante Grischuk que motivó una celebrada victoria de EE.UU ante Rusia por 2,5-1,5.

 Finalmente, por primera vez en muchos años Estados Unidos logró acceder a una medalla de bronce. Pese a la crisis experimentada en su juego durante el último año y medio, Nakamura ocupa un sitial importante en el lugar de las promesas del ajedrez mundial. Su estilo muy creativo y original casi no tiene exponentes en el ajedrez actual (es algo similar a Morozevich) y sus aperturas de segunda línea frecuentemente lo llevan a posiciones extrañas y dudosas, de las que sale con ingenio y creatividad.

Su juego sigue siendo muy respetado y aún hoy muchos vaticinan que será el próximo americano en luchar por el título mundial, luego de Bobby Fischer y Gata Kamsky. El 2007 será un año clave para recuperar el ritmo de ascenso que Hikaru parece haber detenido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres