Blogia
javierdelgado

LIBROS Y SALUD

LIBROS Y SALUD

 Vladimir Nabokov

Publicado en Heraldo de Aragón, "Artes & Letras" del jueves 17 de mayo de 2007

 

LIBROS Y SALUD

 

Cuando hace muchos años preparé las oposicones a bibliotecas hubo un tema del temario que llamó poderosamente mi atención: trataba de las bibliotecas de barcos, cárceles y hospitales. Un sabio muy reconocido y de obligada lectura por entonces, Hipólito Escolar, explicaba muy sensatamente los efectos benéficos o perniciosos que determinadas lecturas podían producir a quienes permanecieran en una de esas circunstancias de lugar. En los casos de hospitales y cárceles era muy importante tenerlo en cuenta para la formación del fondo de la biblioteca. (Nunca he estado embarcado más de una mañana, pero en los meses que viví hospitalizado o encarcelado –hace también ya muchos años, algo habrá cambiado- pude constatar que las bibliotecas de esos lugares eran  básicamente inexistentes: resolvían así el problema de la manera más barata). Leí también un libro norteamericano sobre tal asunto y, como suelen hacer, además de muchas bobadas decía cosas realmente interesantes al respecto, acompañadas de copiosos gráficos estadísticos. Me convencieron de la peligrosidad del libro en ciertas ocasiones, lo cual para mí era una verdad difícil de aceptar. Pero es cierto: hoy sé que por ahora no debo releer a Céline ni a Stendhal y que Joyce o Gracián me animan. Y recientemente he experimentado una euforia tonificante con “La verdadera vida de Sebastián Knight” de Nabokob (Anagrama, 1988), una falsa biografía de un escritor inexistente, y poco después he alcanzado una beatífica placidez con la “Vida de San Francisco de Asis” de Álvaro Pombo (Planeta, 1997), narrada por un inexistente biógrafo compañero del santo. Ahora que por la depresión tengo que tomar las lecturas poco menos que como gotas o jarabes o pastillas, aquellas advertencias que leí cuando nada lo hacía predecible vuelven a mi cabeza tan razonables y atendibles como las encontré la primera vez.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

javier delgado -

Estimada Pepa:



Muchas gracias por tu comentario en mi blog. Estoy absolutamente de acuerdo contigo sobre la importancia terapéutica de la lectura en los hospitales, en la enfermedad, etc. Imagino que también estamos de acuerdo en la importancia negativa que algunas lecturas pueden tener para personas aquejadas de tal o cual mal. Sobre eso es sobre lo que más quería llamar la atención en mi artículo, porque veo que se recomiendan lecturas sin especial cuidado al respecto. En mi caso ha tenido que ser una depresión la que me ha ido enseñando qué podía leer y qué no... Los médicos, psiquiatras, etc., no reparan mucho en este pequeño detalle de las lecturas apropiadas. Me extrañaría que sus pacientes no lean nunca. ¿O son ellos mismos quienes no leen?



Gracias otra vez.

Un cordial saludo.

Javier Delgado

Pepa -

Hola Javier, he leido tu articulo sobre la lectura en los hospitales y como trabajo en ello me interesa mucho conocer opiniones diferentes sobre el tema. Personalmente pienso que la lectura es muy beneficiosa en unas circunstacias adversas como son, la hospitalización, la carcel... cuando de un día para otro le puede cambiar la vida totalmente a una persona sobre todo cuando es por una enfermedad importante y se ve obligada a dejar familia, amigos, trabajo, aficiones... los libros pueden ser muy terapéuticos es lo que llamamos biblioterapia.

Conoci a tu hermana Carmen en Madrid y ella es la que me hablo de este espacio de comuicación.
Recibe un cordial Saludo. Pepa
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres