Blogia
javierdelgado

HA MUERTO MI AMIGA CHARO PARDOS

HA MUERTO  CHARO PARDOS

 

Me ha llamado al mediodía y me lo ha dicho. Paca, una amiga común, ha cumplido el deber de amistad y me ha contado la muerte de Charo. Me ha pedido teléfonos de algunos otros amigos y se los he dado. Amigos de hace tanto tiempo como la propia Charo.

 

La conocí en la primavera del año 1974, en un viaje a Teruel que hicimos Teresa (amiga de infancia de Charo y entonces novia mía) para verla y ver la Escuela de Magisterio en la que estudiaba. Creo que poco después fuimos a su pueblo, San Martín del Río, a coger cerezas con su familia en sus campos. Recuerdo el sabor intenso y caliente de aquellas cerezas que cogíamos del árbol a media tarde.

 

Lo siguiente que recuerdo es un día de campo con ella poco después de la campaña electoral para las elecciones generales de 1977. Charo las había vivido muy intensamente desde su militancia en el PCE. En general, Charo vivía las cosas muy intensamente. Por aquel tiempo también las cosas de la política. Era una joven jovial, organizadora, responsable, abierta y atrevida.

 

Luego se vino a Zaragoza para estudiar Filosofía y Letras.

 

Luego se hizo maestra no sé dónde. Y comencé a perderle la pista por intervalos. Tan pronto estaba en Madrid como en tal o cual pueblo. De vez en cuando podía encontrármela en Zaragoza en la Librería de  Mujeres, o en un cine, o paseando.

  

Lo último que sé que hacía era trabajar en la comarca de Daroca a favor de las mujeres del campo. Una noche de junio, precisamente junto a una fuente del centro de Daroca, hará ya cuatro años, me contó largamente sus últimas sus búsquedas, sus previsiones. Pero supe que después se había venido de nuevo a Zaragoza y que trabajaba en otros proyectos y convivía con otras personas.

Yo nunca retenía lo concreto de los datos que me daba de tanto en tanto Charo. Me importaba el fondo del asunto y su aspecto general, la entonación de su charla, su forma de mirar mientras me hablaba. Éramos viejos amigos que nunca habíamos tenido una gran amistad. Nos teníamos estima y cariño. Y no dedicábamos mucho tiempo a demostrárnoslo.

 

Durante aquellos años en que mi conocimiento de sus andanzas fue intermitente sé que anduvo un tiempo en Comisiones Obreras de la Enseñanza, en no sé qué grupo de mujeres feministas y en alguna responsabilidad vinculada a la formación de mujeres adultas del medio rural. A veces publicaba en la prensa aragonesa fundados artículos sobre formación, enseñanza, desarrollo de la mujer.

 

Creo que la última vez que la vi fue hace unos meses, en el centro de Zaragoza. Nos encontramos. Nos dijimos unas pocas frases, suficientes para saber más o memos por dónde andaba cada cual. Nos dimos los dos besos que siempre (incluso cuando hubo algún enfado entre nosotros) nos dábamos en el momento del encuentro y en el  momento de la despedida.

 

Cuentas con la presencia eterna en el mundo de algunas personas que has conocido y estimado y un día te llaman para decirte que Charo ya no está. Este medio día. Una caída, un golpe. Y Charo ya no está. No sé si había llegado a cumplir los cincuenta años.

Hoy el fondo del asunto es que Charo ha muerto. Lo demás son detalles en los que no he reparado.

 

Por ella y por tod@s l@s amig@s de Charo Pardos escribo esta tarde estas líneas mientras se oscurecen las nubes al otro lado de la ventana. La hirsuta silueta de un pino se yergue a contra luz y esas nuevas hojas y esas piñas verdes, ahora ya invisibles, me unen a los misterios de la vida y de la muerte. Nunca hubiera querido tener que escribir estas líneas sobre la muerte de mi vieja amiga Charo Pardos.

Addenda:

Como siempre, he mirado en Google. Y esto es lo primero que ha salido al escribir Charo Pardos:

INFORMACIÓN SOBRE EL I PLAN DE IGUALDAD DE MUJERES RESIDENTES EN EL MEDIO RURAL ZARAGOZANO

Participan:

Rosario Blasco Lafuente, Alcaldesa de Villanueva de Jiloca

Carmen Sánchez Sánchez, Alcaldesa de Used

Charo Pardos Catalán, Directora del C.P.E.A

Miércoles 7 de Diciembre a la 6 de la tarde

Salón de Actos. Centro de Educación Permanente. Daroca

No pone de qué año.

Después de esta entrada hay varias más por las que pueden verse algunas la actividades de Charo Pardos Catalán, maestra.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Jesús -

Me he quedado de piedra al leer esta noticia. Conocí a Charo hace mucho tiempo en Zaragoza y no la había visto desde hace casi treinta años, aunque siempre la he recordado. Me vine a vivir a USA y, en mis siempre breves visitas a tierras aragonesas, no habíamos vuelto a coincidir.

Ayer, leyendo la prensa española, me enteré de la muerte de Enrique Curiel. Sabía que habían sido amigos y pensé en Charo. Me acordé de sus apellidos y hoy se me ha ocurrido mirar en Google. La primera noticia que he visto ha sido ésta. Desoladora. Se me ha venido el alma a los pies.

A pesar de no haberla visto en todos estos años, todavía recuerdo su vitalidad, su mirada, sus sueños, sus miedos. Ignoro como fue su vida. Espero que haya sido feliz, aunque sé que nunca lo habrá sido del todo. Era demasiado inconformista para permitírselo. Adiós Charo. Ahora ya puedes descansar en paz.

jesus angel -

Esta mañana hemos hablado y Charo no ha salido. Ni sabía que tú sabías.
Me duele no saber qué es de ella. Yo también he buscado en google. Una nota, una referencia, un recuerdo... En el "querido diario" del CEPA de Daroca, que supongo escribía ella, hay una poesía de Cesar Vallejo: Heraldos Negros.
Hoy hablábamos con Fany de adolescentes, de los setenta y de los ochenta ¿recuerdas?.
Recuerdo a Charo, las pocas veces que nos hemos visto despues de la carrera, siempre vital, animada, empezando algo, tan adolescente al fin, como sabia. Nos veíamos poco, pero cada vez era como si hubiéramos hablado el día anterior.
Me he quedado triste, al buscar su esquela y no encontrar nada. Supongo que estoy triste por mi.
Me quedo un poco más solo (un poco menos acompañado). Mañana (sea cuando sea mañana) nos faltará Charo. Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres