Blogia
javierdelgado

JARDINES EXTREMEÑOS, TESOROS DESCUIDADOS

JARDINES EXTREMEÑOS, TESOROS DESCUIDADOS
Jardines extremeños, tesoros descuidados
Un estudio de la Universidad de Extremadura sobre 50 parques públicos de la región descubre un patrimonio botánico e histórico que no siempre recibe la atención y protección necesarias

 

 

EXTREMADURA puede presumir de jardines, pero no de muchos. Los casos más excepcionales son aún grandes desconocidos, ya que la mayoría de los ciudadanos ignoran el valor histórico, botánico y patrimonial de los parques por los que pasean y en los que disfrutan con sus hijos.

Pocos saben, por ejemplo, que en el pueblo cacereño de Abadía se esconde un tesoro barroco, un jardín construido por el tercer duque de Alba, al que soñaba retirarse cuando terminara la conquista de Portugal, deseo que no pudo cumplir porque murió antes de recibir la licencia real.

A pesar de los años de abandono y olvido que sufrió, aún conserva parte de su diseño original, de la infraestructura que lo regaba y mantenía y varias esculturas manieristas.

El abandono, el vandalismo, la escasa diversidad de plantas y la falta de criterio a la hora de su distribución podrían destacarse como algunos de sus principales problemas, según un exhaustivo estudio realizado por el Grupo de Investigación Aplicada en Hortofruticultura y Jardinería de la Universidad de Extremadura, que ha evaluado y catalogado 50 parques públicos de la región: 20 en la provincia de Cáceres, y 30 en la de Badajoz.

Es el primer estudio de este tipo que se realiza en Extremadura y ha sido financiado en su totalidad por la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente.

Pendiente aún de su presentación oficial, este estudio exhaustivo permitirá conocer el inventario completo de todas las plantas y árboles de los parques públicos extremeños, su ubicación exacta y estado, además de la historia de todos los jardines.

La investigación servirá además para gestionar de una forma ágil y eficaz los parques extremeños, como ya hacen ciudades que apuestan por el cuidado de sus zonas verdes, como Valencia o Madrid.

En Extremadura no todos los pueblos tratan igual su patrimonio vegetal: hay localidades que lo miman más que otros y ello se nota en el aspecto y riqueza vegetal de sus jardines, según refleja este estudio, financiado por la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural y aún pendiente de su presentación oficial.

Cáceres los cuida más

Cáceres, por ejemplo, podría citarse como una de las ciudades que, en general, cuida más sus jardines, destacó ayer Teresa Bartolomé, una de las autoras del trabajo. Su paseo de Cánovas se ha convertido en un clásico, pero el parque del Príncipe también puede catalogarse como «un magnífico jardín, que sigue apostando por ir aumentando su colección de plantas».

El parque López de Ayala de Mérida, en cambio, «puede mejorar muchísimo», señaló Teresa Bartolomé, quien considera que en este jardín, uno de los más antiguos de la ciudad, «se hace un mantenimiento mínimo» y necesitaría una importante restauración para poder lucir en todo su esplendor.

Y ello a pesar de que Mérida es una ciudad «que ha estado muy bien tratada desde el punto de vista verde», y también es, junto a Cáceres, una de las que cuenta con más arbolado en su casco urbano de toda la región.

Badajoz dispone también de dos importantes jardines (Castelar y el de la Legión), diseñados ambos a mediados del siglo XX por el artista Antonio Juez, que soñó con crear un gran parque perimetral que uniera el casco antiguo con la zona nueva de la ciudad.

El cuidado de ambas zonas verdes es, sin embargo, bastante dispar: mientas que el de Castelar destaca por su cuidado y variedad vegetal, el de la Legión se encuentra en un estado lamentable, a pesar de su valor, por la dejadez y el vandalismo.

En poblaciones más pequeñas también se encuentra de todo: desde zonas verdes diseñadas de cualquier modo, con escasas inversiones y cuidados, hasta jardines coquetos y variados, que profundizan en el arte botánico.

En el segundo caso se encontrarían el pequeño jardín de La Morería, en Jerez de los Caballeros, «completo, cuidado, y con el valor añadido de la vista» que se puede contemplar desde su situación, y el jardín botánico de Coria, el único de este tipo que existe en Extremadura.

En peor situación se encuentran los jardines de Villafranca de los Barros y el de Las Mercedes de Almendralejo, que son víctimas desprotegidas de los ataques vandálicos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Montserrat -

Te felicito que en este dossier de prensa que realices recojas alguno que haga referencia a jardines. A veces creo que son elementos patrimoniales que son tratados como hermanos pobres frente a edificios u otras obras de arte. Como verás por mis webs soy una verdadera aficionada a estos temas. Yo también recogí esa noticia en mis dosieres de prensa que precisamente en lo respecta a Extremadura no son muy abundantes.

Montserrat
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres