Blogia
javierdelgado

ÁRBOLES ARTIFICIALES PAPRA ABSORBER CO2. UNA EXPERIENCIA EN MÉXICO

Bosques urbanos
 Alejandro González

Unos investigadores de la empresa Tierra Nuestra, con cede en Lima, Perú, desarrollaron algo así como un árbol artificial.

Este superárbol es capaz, según sus creadores, de absorber CO2 y emitir oxígeno de manera similar a mil 200 árboles reales, y filtrar elementos nocivos como polvo y microorganismos de 200 mil metros cúbicos de aire al día, que es algo así como la cantidad que respiran 20 mil personas.

Lo malo es que es muy costoso y podría decirse que no es un sistema muy ecológico porque consume 2.5 kilovatios de electricidad y 12 litros de agua por hora.

En defensa de los árboles, hay que decir que siempre será mejor plantar uno.

Una investigación realizada por los científicos Francisco Escobedo y Alicia Chacalo, titulada “Estimación preliminar de la descontaminación atmosférica por el arbolado urbano de la ciudad de México” y publicada en enero en la revista Interciencia, destaca el valor de los bosques urbanos porque contribuyen a limpiar el aire.

Además, la vegetación urbana, explican, puede influir en forma directa o indirecta en la calidad ambiental y el bienestar humano, ya que mejora la calidad del aire, provee sombra, y modera la temperatura y el microclima, afectando al uso de la energía; disminuye las emisiones de compuestos orgánicos volátiles y a demás y muy importante, aumenta el valor patrimonial de cualquier zona.

Después de estudiar una superficie de mil 480km2 durante un año, los investigadores concluyeron de manera prelimar que la reducción del 1% de contaminantes como el ozono y las micro partículas de polvo, ahorraría a la ciudad hasta 10 millones de dólares al año, por concepto de consultas médicas e ingresos al hospital por los efectos e la contaminación.

En países como Chile, con una forestación urbana adecuada se han registrado reducciones de hasta el 3% en los índices de contaminación.

Los investigadores comentan que en la Ciudad de México es urgente realizar un censo de las zonas arboladas y capacitar cuadrillas para dar mantenimiento adecuado.

Además se destaca la necesidad de darle seguimiento a las reforestaciones para asegurase de que los árboles plantados sean los adecuados en cada zona y se tengan cuidados para que lleguen a una edad adulta. Como se advierte, los beneficios de un bosque urbano son grandes y deseables.

Así que para tener una mejor salud y elevar el valor patrimonial de su casa, basta con plantar un árbol y, por supuesto, cuidarlo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres