Blogia
javierdelgado

MEMORIA DE LUCHAS OBRERAS EN GIESA (ZARAGOZA, 1940-1970): UN NUEVO LIBRO QUE ESTOY PREPARANDO

La publicación de "El héroe agotado" ha tenido ya un buen fruto: un grupo de veteranos obreros de la fábrica Giesa de Zaragoza me ha propuesto realizar con ellos un trabajo de historia oral sobre sus luchas en esa fábrica entre 1940 y 1970.

Se trata de Ramón Górriz, Manuel Machín, José Luis Navarro, Isidro Pradal y Felipe Prat, a quienes puede que se sume algún otro veterano.

Son hombres que comenzaron a trabajar en Giesa a los catorce años y que, en algunos casos, se jubilaron en la misma empresa. Los que no, porque la poersecución policial les hizo buscar nuevos trabajos.

Hombres trabajadores que de chavales conectaron con el recuerdo de las luchas obreras de la República y los desastres de la guerra civil y la represión inmediata en barrios y pueblos de Aragón.

Hombres que optaron por no bajar la cabeza y por ayudar en lo concreto a sus compañeros de trabajo, hasta el extremo de presentarse en las elecciones a vocales del Sindicato Vertical para poder llevar allí la voz de los obreros, hasta entonces amordazada por los cargos sindicales del régimen.

Hombres que tomaron iniciativas curiosísimas para poder comunicarse con el Partido Comunista y con militantes obreros de otras fábricas, que dedicaron tiempo  y ganas a la redacción de breves octavillas o a la preparación de charlas rápidas en sus lugares de trabajo, que organizaron la solidaridad con quienes tenían problemas y que consiguieron mejoras para el conjunto de los compañeros y, en general, para los obreros del metal.

Hombres que vivieron la persecución fascista ya en sus familias y muy pronto en carne propia: detenciones, palizas, amenazas, etc., pero que supieron darse apoyo mutuo para seguir mantenidndo la dignidad frente a las adversidades.

Hombres en quienes sus compañeros de fábrica encontraron defensores y protavoces incorruptibles frente a las posiciones de los empresarios, el Sindicato Vertical, la policía, la Iglesia, etc.

Hombres que ahora, por las mañanas, se sientan en corro ante una cámara de video y van desgranando sus experiencias personales con sinceridad y veracidad porque quieren que las nuevas generaciones de trabajador@s reciban un legado histórico al qu ellos tienen algo importante que aportar.

Hombres que, ya jubilados (y algunos con muchos años y achaques), se animan a recordar aquellos tiempos en los que comenzaban a pensar con conciencia de clase y a actuar consecuentemente.

Hombres por cuyas bocas salen nombres y nombres de otros compañeros de trabajo y luchas, a quienes rinden sencillo homenaje contando sus respectivas aportaciones a la lucha obrera.

Hombres que no tienen nostalgia ninguna de aquel pasado terrible del que ayudaron a salir con sus  esfuerzos (en muchos casos heróicos) pero que tampoco quieren que se olviden los hechos, los nombres, los lugares, las fechas que jalonan la lucha de clases en nuestra ciudad.

Hombres que no han buscado nunca la revancha pero que tampoco quieren que se olviden los trucos, las mentiras, las miserias y las monstruosidades que hicieron tales o cuales personas de la "buena sociedad" zaragozana" y de quienes trabajaron a su servicio y facilitaron su enriquecimiento a costa del hambre y del silencio.

Estoy muy animado en este trabajo, que llevará meses. Y me siento muy honrado de que estos hombres de Giesa me hayan buscado para que trabajase con ellos en la transmisión de su memoria. No sé si puede haber en mi vida un honor mayor.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Javier Delgado -

Primero tenemos que acabar de escribirlo, etc. Pero todo llegará y se entererá de que ha salido el libro. Un cordial saludo.

salvador -

Habiendo sido trabajador de GIESA 40 años desconocia la historia de estos compañeros
me gustaria saber la forma de conseguir el libro
un abrazo

Molotov -

¡Animo con esta interesante iniciativa!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres