Blogia
javierdelgado

SAN SEBASTIÁN: TALAN GRANDES TILOS ENFERMOS POR SU PELIGROSIDAD. TILOS Y OLMOS NO SON IDÓNEOS PARA MANTENERSE EN SAN SEBASTIÁN A PARTIR DE SUS 40 AÑOS

SAN SEBASTIÁN: TALAN GRANDES TILOS ENFERMOS POR SU PELIGROSIDAD. TILOS Y OLMOS NO SON IDÓNEOS PARA MANTENERSE EN SAN SEBASTIÁN A PARTIR DE SUS 40 AÑOS

SAN SEBASTIÁN

La caída nocturna de un ejemplar llevó a realizar un estudio minucioso que condujo ayer al apeo del árbol enfermo. El otro estaba seco y ambos serán repuestos en la época invernal
DV. Un portentoso tilo fue talado ayer en el parque de Araba. No se apreciaba exteriormente, pero estaba enfermo y su mantenimiento en una zona donde suelen jugar los niños era poco menos que una temeridad. La luz roja se encendió hace dos semanas, cuando un primer ejemplar se cayó inesperadamente en el parque por la noche. En la cercana plaza del Centenario se retiró ayer otro tilo que se había secado y desde hace tiempo estaba en el punto de mira del Departamento de Parques y Jardines.
Olmos y tilos están en la ’lista negra’ de Mantenimiento Urbano porque se ha demostrado que no son las especies más idóneas para desarrollarse en ciudad. Sobre todo en la fase de madurez. Estos árboles tienen entre 40 y 50 años y han llegado a su etapa de declive. Algunos se secan, otros se pudren, otros son problemáticos en sí mismos por el porte y las dimensiones que adquieren en la copa. Un estudio realizado en primavera determinó que el 3% de los tilos de las avenidas de Tolosa, Alcalde José Elósegui y Eustasio Amilibia estaban afectados por enfermedades irreversibles.
 La pudrición por hongos xilófogos suele comenzar por la raíz y su avance es lento y en sentido vertical. Un tilo puede tener un buen aspecto y una copa esplendorosa, pero puede tener los días contados. Esto en la ciudad es peligroso. Un temporal o un simple día de viento fuerte puede tumbar una de estas moles que el día anterior lucía sin problemas aparentes. No era un tilo, pero sí un olmo -otro árbol problemático-, el que el pasado mes de marzo cayó en el paseo de Zorroaga segando la vida de un motorista que fatalmente circulaba por allí a primera hora de la tarde.
75 apeos este año
El accidente redobló la atención del Ayuntamiento hacia este fenómeno de caída de ejemplares de porte. Se encargó un primer estudio sobre los árboles que jalonan las principales vías de circulación y los ejemplares con problemas demostrados se sumaron a una lista inicial de 126 árboles a eliminar sin dilación. De esta lista, Parques y Jardines reconoce que se han talado ya unos 75.
Además del análisis visual, in situ, de los defectos a primera vista que revelan los árboles, se utiliza la técnica del resistógrafo. Este aparato evalúa la resistencia que el tronco opone a la penetración mecánica de una fina aguja de acero que gira a velocidad constante mientras se introduce. Si el árbol está sano el resistógrafo reproduce en una gráfica una línea constante sin grandes altibajos. Un ejemplar que ha empezado a pudrirse ofrece muy poca resistencia a la aguja del resistógrafo lo que provocará caídas en la gráfica significativas. El resistógrafo no es infalible, pero casi. Además, si una prueba no está muy clara se repite a diferente altura del árbol y el diagnóstico al final no suele arrojar dudas.
El 3 de octubre cayó por la noche un tilo en el parque de Araba, lo que llevó a los servicios municipales a la conclusión de que era necesario estudiar la arboleda completa de la zona. Se analizaron los 19 árboles de esta especie que hay en este lugar y las pruebas del resistógrafo concluyeron que el tilo que ayer fue talado «daba síntomas de pudrición avanzada no existiendo medios de lucha efectiva contra la enfermedad producida por una serie de hongos xilófogos», relata el informe. La gráfica era muy similar a la que tenía el árbol caído hace dos semanas.
El apeo se realizó ayer sin titubeos. El ejemplar se ubicaba en una zona próxima al ámbito de juegos infantiles y cerca de la fuente del parque, con lo que su mantenimiento suponía correr un riesgo que sería creciente con el paso del tiempo. Tanto este tilo, como el que estaba seco en la plaza del Centenario, serán repuestos por ejemplares de la misma especie en el próximo invierno.
Fuentes de Parques y Jardines indicaron que este plan de seguridad no se verá afectado por los recortes presupuestarios y se eliminarán inmediatamente aquellos árboles que se compruebe que están enfermos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres