Blogia
javierdelgado

LARDERO (LA RIOJA): OLIVAS DE OLIVOS URBANOS. NO COMER: UNA RECOMENDACIÓN SENSATA.

LARDERO (LA RIOJA): OLIVAS DE OLIVOS URBANOS. NO COMER: UNA RECOMENDACIÓN SENSATA.

Olivos que brotan en el aparcamiento contiguo al complejo polideportivo Aqualar. / DÍAZ URIEL

REGIÓN

El Ayuntamiento larderano licita desde hace tres décadas la recogida de olivas en los jardines públicos, lo que permite a los vecinos elaborar aceite casero
29.10.08 -
Se cultiva en los espacios públicos de Lardero, posee una textura untuosa, un aroma persistente y, quien lo prueba, repite. Los aceituneros que desde hace tres décadas recolectan las olivas municipales sostienen que el aceite 'cigüeño' no tiene nada que envidiar al de las denominaciones de origen.
Coincidiendo con la construcción del antiguo complejo deportivo, en los albores de la década de los ochenta, el Consistorio plantó un centenar de olivos en el recinto que acogía las piscinas descubiertas. Entonces, comenzó una iniciativa municipal por la que se convoca un concurso público para la recolección de las aceitunas que se repite cada año en otoño.
Según manifiesta el edil José Luis Llorente, el propósito de tan curiosa licitación consiste en que «los vecinos se beneficien de los frutos de la cantidad de olivos que poseemos en Lardero, que se eleva a unos 150, y que las aceitunas no se malgasten y tiren». Así, el Ayuntamiento ha instado a los larderanos a que presenten, hasta el próximo día 7, sus ofertas económicas para resultar adjudicatarios este año de la recogida de la oliva en los jardines y en el parking anexo al complejo deportivo actual.
El Consistorio ha fijado el precio base de la licitación en 200 euros y a la pugna ya se han inscrito tres personas. «Normalmente, concurren alrededor de seis vecinos, pero siempre apuran hasta el último día para formalizar su proposición», explica Llorente.
«Siempre participan los mismos. Son gente que trabaja, y que los fines de semana reúne a la familia para recolectar las olivas y elaborar aceite con ellas», añade.
A escasos kilómetros de Lardero, la política respecto a los frutos municipales resulta radicalmente distinta. El Ayuntamiento de Logroño prohibe, por medio de una ordenanza municipal, la recogida de frutos de parques y jardines por «salud pública». «Para evitar riesgos de que algún producto que se emplea en el cuidado de las zonas ajardinadas penetre en la aceituna y cause intoxicaciones si se ingiere», justifican.
Una vez que éstas caen del árbol, el personal de limpieza las retira al considerarlas residuos urbanos. Posteriormente, se convierten en compost y retornan a los jardines como abono para las plantas.
Aunque quién no ha visto a algún ciudadano retirando varias olivas de un olivo logroñés...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres