Blogia
javierdelgado

ITALIA EN EL CORAZÓN

ITALIA EN EL CORAZÓN Prodi no es la izquierda. Berlusconi no es el centroderecha. La hija de Mussolini está en activo, mussolineando: su “¡Más vale ser fascista que maricón!” debería imprimirse en todas las paredes del mundo, que son muchísimas, para que los niños de teta ya empiecen a deletrear con retranca, esos niños de teta que son la única sal del mundo y qué mundo les estamos dejando. Prodi no es la izquierda, pero también representa a la izquierda, o a casi toda la izquierda, que ya nunca se sabe ni en Italia ni aquí cuántas izquierdas pueden salir de debajo de las piedras en elecciones para decir: ¡se me puede votar luego existo! O aquello otro de ¡Te digo que no votes, luego existo! Prodi no es la izquierda pero menos de una piedra y hacen falta muchas piedras, piedrecitas y pedruscotes para volver a construir caminos en los devastados valles del pueblo italiano. ¡Ah! ¡La Italia de mi juventud, años setenta en los que parecía que realmente la clase obrera italiana iría al paraíso, que tocaría asaltaría finalmente los cielos! ¡Cuánto tenemos todavía que aprender! Ahora en Italia se abren otra vez las compuertas de la esperanza, pero han perdido mucho tiempo y les asustan las parejas de hecho, los matrimonios homosexuales, se retraen ante las cuatro migajas que por lo menos por aquí podemos masticar mientras hacemos ganas de tragarnos a una alcaldesa de Marbella, a un banquero sinuoso y a varios obispos siameses. Por lo menos Prodi retirará las tropas italianas de Irak. Si no lo hiciera, ¿hacia dónde podríamos mirar? Pero las retirará. Porque Prodi no es la izquierda pero representa a la izquierda italiana y ahí dentro hay bastante gente sensata que se lo va a recordar: lo de Irak, lo de los impuestos, lo de la perversión del mercado italiano, lo de la ley de extranjería, ¡tantas cosas por hacer! Prodi no es la izquierda pero ha ganado (¡ay! ¡por qué poco!) la esperanza para muchos millones de italianos. A otros les dará igual: Corleone sigue siendo el pueblo de la mafia, que sigue mandando como solía. Y ahí está el mapa electoral de Italia, mírenlo bien, rojo el centro, azul el norte y el sur, como siempre. Y en Roma el Papa, que no es de Corleone porque no le hace falta, su reino no es de este mundo, claro está.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres