Blogia
javierdelgado

EL ANFITEATRO DEL RINCÓN DE GOYA : SU DEFENSA A ULTRANZA, UNA NOTABLE CONFUSIÓN

EL ANFITEATRO DEL RINCÓN DE GOYA : SU DEFENSA A ULTRANZA, UNA NOTABLE CONFUSIÓN

Admiro muchísimo a muchísimos de los músicos y cantantes que han salido a la palestra para defender la restauración del destruido Anfiteatro del Rincón del Goya del Parque Grande. No admiro mucho a muchos de los políticos que han salido a lo mismo por lo mismo. Me tocan las narices algunos de esos políticos, que ni los ví en el Anfiteatro nunca (acaso fueron mis pecadores ojos) ni los he visto en genral nunca en el Parque Grande (y prefiero no verlos).

La opinión de mis admirados músicos (¿y por qué sólo músicos?: en el Anfiteatro se hizo teatro, poesía, incluso mítines y charlas diversas) me parece respetable pero difícilmente defendible, sobre todo en el caso de los músicos, si se estudia el asunto desde dos perspectivas fundamentales: las infraestructuras culturales con que hoy cuenta la ciudad (incluidas algunas que siempre existieron  en el mismo Parque Grande, como el Jardín de Invierno) y, las necesidades propias del diseño y mantenimiento del propio espacio Parque Grande (por cierto, actualmente en vías de notables intervenciones positivas).

Sobre todo me preocupa que ésta última perspectiva no parezca tenerse en cuenta a la hora de opinar sobre el futuro de la zona en la que se construyó el Anfiteatro. De eso hablaré en otro momento, todo lo concretamente que haga falta, porque el asunto lo merece. HAY QUE EMPEZAR A CONSIDERAR EL PARQUE GRANDE COMO UNA ENTIDAD COMPLEJA Y ÚNICA EN LA QUE LAS INTERVENCIONES OBEDEZCAN A UN PLAN GLOBAL DE DISFRUTE CIUDADANO Y MANTENIMIENTO TÉCNICO SOSTENIBLE.

Lamento personalmente la desaparición del Anfiteatro, una desaparición producto de la vandalización fatal de un ámbito público recreativo de defensa prácticamente imposible sin instrumentos rechazables de coerción y represión social. Lamento profundamente que no hayamos sabido entre todos cómo defender un bien cultural público de la acción de los vándalos que arruinan y asolan cada poco un rincón de nuestra ciudad. Lamento también que no hayamos propuesto en los últimos años ninguna solución al problema ni hayamos unido esfuerzos para la defensa de aquel lugar tan querido. De todas formas, mi convicción - después de estudiar detenidamente el caso y de atender a las explicaciones de los ingenieros diseñadores del nuevo espacio , a los que pregunté personalmente sobre el asunto - mi convicción, digo, es que dadas las características concretas físicas del lugar del emplazamiento del Anfiteatro no hubiera sido posible defenderlo ni aun con un coste económico y represivo notable. De eso habría que hablar y sobre eso habría que documentarse.

La naturaleza, el lugar, el Parque Grande en su conjunto y en sus partes, no permiten hacer lo que más gusta sino lo que más conviene, y tan  inteligente  y sabio es rectificar una decisión brutal como la de instalar en una zona del Parque Grande un Rastro o mercadillo ambulante como la actual decisión municipal de no volver a equivocarse en pro de un idealismo sin base material sostenible, no volver a soñar para luego acabar en pesadilla. Mucho mejor buscar espacios adecuados para cada uso público, mucho mejor contar con la realidad, la tozuda realidad material de las cosas, para erigir mejores condiciones de vida material y de ocio colectivo.

L@s jef@s del Ayuntamiento de Zaragoza sí han  cometido un error básico en este asunto: no explicar clara y ampliamente las razones de un proyecto paisajístico perfectamente comprensible por la ciudadanía. Siguiendo una práctica lamentablemente habitual incluso en democracia, insisten en llevar las cosas entre secretos y medias voces, de modo que hay que empeñarse mucho para conseguir información absolutamente necesaria y a la que tod@s tenemos derecho y obligación cívica de acceder. Casi todo lo que está pasando alrededor del proyecto planteado, (desde luego, las críticas frontales de muchos que no han conocido ni el plan general ni los pormenores del asunto ni las razones de fondo, etc.), en parte, ya digo , por la propia equivocación de l@s responsables del Ayuntamiento en todo lo relativo a información pública pero también por no preguntar ell@s mism@s sobre el caso como otr@s sí hemos hecho.

De este asunto y de otros mucho habría que dialogar públicamente, contrastar información y opinión, buscar la realidad de los hechos en un ejercicio democrático y cívico que fuera algo más lejos que la protesta frontal ante proyectos en vías de realización. ¿Conseguiremos hacerlo? Por mi parte, como amante del Parque Grande y como un vecino más, desearía que supiéramos informarnos, dialogar, buscar soluciones, etc., incluso aunque l@s jef@s no nos ayuden mucho a hacerlo, que parece que eso no vaya en su sueldo.

Así que si alguien está de acuerdo en dialogar a fondo sobre el pasado del Anfiteatro del Rincón de Goya y el futuro de esa zona del Parque Grande, con gusto acudiría a cualquier lugar para ofrecer lo que creo saber al respecto y lo que opino. Por si sirviera de algo aún. Como dicen desde antiguo: Todo tiene remedio menos la muerte. Pues eso. Abrazos a tod@s los que han hecho pública su crítica y esperanza en que podamos aclarar más este asunto.

ESTE MENSAJE SE DESTRUIRÁ EN TRES SEGUNDOS...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Elvira -

Me gustaría dialogar sobre el asunto, como propones.

El Jodío Errante -

Como diría don Leonardo: Javier, eres un vendido por una puta publicación y dos subvenciones.
No mereces volver a escuchar "Suzanne" en tu vida.
Y con tu pan te lo comas, que no engañas a nadie.

Luis Wasabi -

El anterior comentario es mío, LUIS WASABI (Músico).
Gracias

Luis -

Querido Javier, no sólo los músicos se han puesto en pie de guerra contra este nuevo expolio cultural, actores, escritores, pintores, cineastas... en fín, miles de personas en contra de privar de la ciudad del único espacio natural reservado a la cultura.
Espacio no destrozado por vándalos como dice usted, sino por la dejadez y la insidia de nuestros gobernantes. No es un proyecto de pasado, el rincón de goya es plénamente vigente en la actualidad, como se puede destruir otro escenario en nuestra ciudad si no disponemos de recambios?, y lo que es peor, cada vez esta ciudad se va convirtiendo en un desierto cultural. Amigo Javier, los artistas nos estamos marchando de aquí, cada vez nos ningunean más hasta que la gloria con nuestro esfuerzo llama a la puerta, entonces sí que buscan nuestra foto.
Javier, el rincón de goya es un plus de valor para el parque, no un punto negro, existen ciudades que disponen de espacios semejantes dándoles vida y una programación destacada.
Hoy leo su carta en Heraldo y a mi juicio está equivocado en muchas cosas, como se puede decir que esta ciudad tiene espacios suficientes para albergar conciertos?, infórmese...
Que sepa que vamos a llevar la música al rincón, pero no como usted dice, para celebrar la existencia de "las enredaderas" en la "plaza de la verguenza", la vamos a llevar ya.... y si usted quiere por supuesto que iremos a tocar "a muerto" el día que nuestros políticos corten la cinta mientras usted aplaude.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres