Blogia
javierdelgado

PROKÓFIEF EN EL RECUERDO TRIPLICADO

 

Mi abuelo Manuel

se sonreía

cuando alguien confundía

"El amor de las tres naranjas"

con "El sombrero de tres picos".

En la radio,

los domingos por la mañana,

sonaba

muy frecuentemente

"Pedrito y el lobo":

aprendíamos a reconocer

los instrumentos

de la orquesta.

Alberto Sánchez

proyectó "Iván el terrible"

(¡sin sonido!)

en una pared

para sus amigos

rojos conjurados

por la magia

del buen cine.

 

Tres Prokófiefs en mi vida.

Tres músicas amadas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres