Blogia
javierdelgado

VICENTE PASCUAL RODRIGO PRESENTA "LAS 100 VISTAS DEL MONTE INTERIOR" EN HUESCA EN EL CDAN. FUNDACIÓN BEULAS. ARTÍCULO EN "ARTES LIBERALES" DEL HERALDO DE ARAGÓN

VICENTE PASCUAL RODRIGO PRESENTA  "LAS 100 VISTAS DEL MONTE INTERIOR" EN HUESCA EN EL CDAN. FUNDACIÓN BEULAS. ARTÍCULO EN "ARTES LIBERALES" DEL HERALDO DE ARAGÓN

VICENTE PASCUAL RODRIGO

(publicado con el título "Del arte y del amor" en "Artes liberales", nº 43 de mi columna "Jardines cercanos" del Heraldo de Aragón el jueves 23 de noviembre de 2006)  El pasado viernes día 17 se presentó en la Fundación Beulas / CEDAN de Huesca un libro de poemas y pinturas de Vicente Pascual Rodrigo. Querría dejar constancia del momento mágico irrepetible que vivimos allí: una verdadera celebración colectiva del Arte y del Amor. Trinidad Ruiz, editora de Olifante, brillaba bajo las luces que hacían destacarse los rasgos ascéticos de un Beulas origen y anfitrión. Teresa Lecea, directora del Centro, dibujó la elegancia en ese templo de la elegancia en el que se desarrolló el acto. Ángel Guinda tuvo palabras de largo aliento acompañadas con esa gestualidad propia que transmite tan generosamente su personal entrega, su propia pasión. Vicente Pascual, desapareciendo más que nunca entre luces, reflejos y flashes, se difuminaba y se diluía en el espacio blanco mientras daba la bienvenida desde la sobriedad dulcísima que un cáncer ha ido educando en su interior de la mano de Ana, su sin par compañera en el placer y en la aflicción. Acudieron artistas y amigos de Huesca, Zaragoza, Barcelona y Madrid: “Las 100 vistas del Monte interior”, libro poético de un sabio pintor místico, había desplegado su intenso poder de imantación. Y allí estábamos,  “por el amor y por el deber reunidos”,  como expresara Neruda. Chus Tudelilla, comisaria de la exposición, paseaba su grácil belleza negra entre aquellas blancuras y Juanjo Vázquez, tras sus gafas más oficiales, oficiaba oficialmente de viceconsejero de Cultura del Gobierno de Aragón. ¡Fue todo tan poético, tan sincero y tan feliz! En medio de una viña iluminada para orientar marcianos que hubieran perdido el rumbo, el falansterio del CEDAN ardía. Se hizo completamente de noche mientras sucedió todo, pero las blancas laberínticas paredes que homenajean eternamente a Beulas tenían la tersura y el espesor de los sueños a la hora justa del amanecer.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres