Blogia
javierdelgado

NOTICIA DE WINTHUYSEN EN LA CINOJA (CÓRDOBA)

NOTICIA DE WINTHUYSEN EN LA CINOJA (CÓRDOBA)

 Cedro de Líbano en Jardín Botánico Xavier de Winthuysen de Zaragoza 

  

WINTHUYSEN EN LA CINOJA

 01/02/2007 JOSE Cobos Ruiz de Adana

 (De Cordobaopinion)

 

Quienes me conocen saben de la pasión que siento por el arte en general, y por la pintura en particular. Entre ella por la que plasmaran en sus telas y tablas algunos impresionistas, como Darío de Regoyos o Aureliano de Beruete u otros más, quienes dieran consistencia al célebre movimiento en nuestro país. Junto a ellos, siempre admiré por su personalidad la obra de Javier Winthuysen Losada , nacido en Sevilla en 1874, y que falleció hace cincuenta años en la ciudad condal. Durante mi presidencia en los Amigos de los Jardines Públicos de Córdoba, siempre tuve presente algunas de sus realizaciones; de ahí mi desvelo y reflexión, junto al de mi amigo Joaquín Martínez Björkman , para que sus bocetos pudieran venir hasta nuestra provincia, de la mano de alguna de sus instituciones. Lamentablemente, nuestro objetivo jamás pasó del plano de la conversación amistosa. Entre otros motivos, por la situación que en aquellos años vivía mi añorado amigo, alma de la entidad que hoy preside María Villegas de León , también pintora de la luz y el color, formada con el maestro Povedano.

Winthuysen fue discípulo de Joaquín Guichot y, más tarde, se formó con José Arpa y Gonzalo Bilbao . Además de pintor, destacó como célebre arquitecto y restaurador de jardines, llegando a ser nombrado, por el marqués de Lozoya , Inspector General del Patronato de Jardines Artísticos y Paisajes Pintorescos. A su trabajo incorporaría sus preocupaciones por el paisajismo y los parajes naturales, un interés aprendido de su padre, concejal de Jardines del Ayuntamiento sevillano, que transmitió después a sus propias hijas. En el Ateneo, consiguió trabar una sólida amistad con Juan Ramón , el poeta universal de Moguer. También lo hizo con Zuloaga e Iturrino , sobre todo tras la exposición que éstos llevaron a cabo en Sevilla. Así fue como se le despertó el interés por viajar y visitar los museos parisinos. Junto a la pintura, su dedicación a la jardinería vendría avalada por la beca que obtuvo para estudiar los jardines de España. Gracias a ella, levantó los planos e hizo cientos de fotografías, publicando también un repertorio de aquellos en revistas y periódicos de la época, como La Voz, Luz, Revista de Arquitectura o La Esfera . Como amigo del Premio Nobel de Literatura, manifestó en sus memorias que el autor de Platero y yo recoge en su obra las más certeras impresiones acerca del paisaje andaluz. Amigo personal de la Argentinita , García Lorca , Alberti , Manuel y Antonio Machado , Victorio Macho , Souto , Zuloaga y Bores , entre otros muchos más, participó como uno de aquellos intelectuales y pintores que tanto se caracterizaron durante las generaciones del 98 y 27. Pintor de jardines y conservador de ellos, a los que aportara belleza, bondad y verdad. Su obra, en España, se encuentra en el Real Jardín Botánico de Madrid, así como en los Museos de Bellas Artes de Sevilla y en el Reina Sofía. El universal poeta del Puerto de Santa María, Rafael Alberti, cuando en 1923 escribiera la primera edición de su obra Marinero en Tierra , dijo de él, al dedicarle un poema, que lo invitaba para que fuera hasta el jardín de los mares, donde Winthuysen habría de plantarle un madroñero entre los hielos polares; para su amada, una isla de cerezas estelares rodeadas de cocoteros; y en su corazón guerrero --decía el maestro gaditano-- "plántame cuatro palmeras a guisa de mastelero, jardinero".

Hasta mediados del pasado mes de enero, su obra también ha podido ser admirada en La Cinoja, en la etnográfica casa de mi admirada amiga Pilar Molinos , la pintora de Fregenal de la Sierra. Hasta allí ha viajado una selección procedente del fondo del Museo Pérez Comendador-Leroux, muy relacionado con la obra del pintor y arquitecto sevillano de jardines: cartas, catálogos y pinturas surgidas en el Madrid de los pasados años veinte, y continuadas después por su viuda e hijas, tras su muerte en 1956. Una exposición llegada hasta el municipio extremeño por la tenacidad y el buen hacer de la singular pintora pacense. La muestra se completaba con dibujos, fotografías y planos del trabajo como paisajista y restaurador en los más importantes jardines de España, cedidos generosamente desde el 2000 por el Real Jardín Botánico, y con otra docena de pinturas del artista donadas por su hija mayor Salud, sobrina también del afamado torero Sánchez Mejías , en las que se resume la principal preocupación del arquitecto.

Otro éxito más en La Cinoja y en Fregenal de la Sierra, el pueblo natal de Pilar Molinos, atenta a cualquier manifestación de tipo cultural. Porque, como dijera de ella el pintor Eduardo Naranjo , "Pilar es átomo, célula inquieta... misteriosa naturaleza de un organismo que piensa, goza, sufre... vive sin más: o sueña, igual que todos. Pero a diferencia de la inmensa mayoría --de ahí su alma de artista-- necesita, busca y logra contarlo, contarse en una palabra. Y para ello aprende de cómo se contaron y cuentan los excepcionales otros, desde la realidad que le inunda, que es ella misma más cuando abarca su corazón y su mirada". De ahí el atractivo de llevar hasta su propio hogar las obras de Javier Winthuysen , el genial arquitecto --pintor de la luz y de los jardines--, a quien profeso mi más profundo respeto en el cincuenta aniversario de su fallecimiento.

* Catedrático

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres