Blogia
javierdelgado

WILFREDO MELONI (ARGENTINA): LA VIDA DE UN AMANTE DEL AJEDREZ

WILFREDO MELONI (ARGENTINA): LA VIDA DE UN AMANTE DEL AJEDREZ

 W. Meloni

 

(De http://weblog.educ.ar/espacio_docente)

 W. Meloni fue de aquellos que jugaban ajedrez después de cumplir con el deber del día. De esta gente he conocido a muchos, son la inmensa mayoría de aquellos que cultivan el gusto por este juego y constituyen la savia y la pureza del mismo. En su amor incondicional, en su gratuidad y persistencia encontramos la clave de la presencia y permanencia de mesas pobladas de voces que recrean el pequeño mundo intelectual de los trebejos. Esta jugada o aquella otra vuelcan la pasión y el análisis, y someten a sus partidarios a la incertidumbre de la obra todavía inconclusa.

 Revueltos, confusos y entregados a los vaivenes de la lucha no encuentran descanso aún después de su término. El análisis pos-partida revive el duelo y la porfía y en esa dinámica van encontrando el camino de provisorios entendimientos, siempre sujetos a nuevas revisiones y conclusiones. Construyen el camino de la razón sobre la base del estudio y el debate y establecen el expreso consenso de que la verdad de los juicios debe revelarse en la realidad del tablero.


Después, cuando las horas desvanecen el encono y reaparecen los colores, ruidos y olores de la cotidianeidad, la vida de todos los días vuelve a requierirlos en los trabajos, la amistad, la política y los amores. Son los aficionados al ajedrez
En aquellos años de la dictadura del proceso militar, Meloni no se acomodó a las recomendaciones del discurso único, a la verdad oficial. Las aseveraciones indemostradas de los salteadores del poder no podían someter su voluntad ni torcer sus convicciones. Sometido a persecución y cárcel por seis años, cuando se le preguntó como recordaba aquellos años, en la parquedad del recuerdo manifestó: " Me sirvieron para profundizar en el ajedrez y conocer alguna gente”.


En el mes de la memoria este espacio recuerda a uno de los suyos.
Wilfrido Meloni, estudió y se recibió de ingeniero electrónico, fue presidente de la Caja de Previsión Social de Ingenieros, arquitectos, agrimensores, agrónomos y profesionales de la construcción de la Pcia. de Córdoba. Padre de dos hijos: Pablo y Daniela; dirigente del ajedrez cordobés y cuando lo "importante" había sido hecho, cultor del juego ciencia en su calidad de viajero en búsqueda de la próxima batalla.


Por: Carlos Cavallo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres