Blogia
javierdelgado

NUEVO PARQUE EN BURGOS: 18 HECTÁREAS ARBOLADAS, 818 ÁRBOLES. DISEÑADO POR JORGE VILLALMANZO

(De  http://www.diariodeburgos.es)

Burgos: 18 hectáreas arboladas hacen del S-4 el mayor parque urbano de la ciudad


818 árboles de medio centenar de especies diferentes componen la plantación de este sector, que acaba de finalizar.

 Su diseñador, Jorge Villalmanzo, habla de «una nueva idea de parque»


R.P.B/BURGOS

Un sector de 40 hectáreas que tiene casi la mitad -18- destinada a zonas verdes. Sin contar el Castillo y Fuentes Blancas, el del S-4 (entre Villímar, la ronda interior norte y el río Vena), que ya está concluido, es el parque urbano más grande de la ciudad. Coordinado por Jorge Villalmanzo y realizado por la empresa MBG Ingeniería y Arquitectura de Burgos, en esta nueva zona de expansión de Burgos se han plantado la friolera de 818 árboles de cerca de medio centenar de especies diferentes.

«Es una nueva concepción de parque -asegura su diseñador-, donde se combinan zonas más arboladas con espacios muy abiertos para que la gente pueda tumbarse al sol, volar cometas... En este sentido, he rescatado la filosofía de parque inglés. Es un parque hecho para que las personas lo disfruten».

«Se ha entregado a la ciudad un parque importante no sólo por las hectáreas, sino porque viene a complementar a los ya existentes: el Castillo, Fuentes Blancas, el parque temático forestal de La Quinta, el paseo de la Isla e incluso el Parral», continúa Villalmanzo, quien destaca que los vecinos que vivan en las futuras urbanizaciones del sector «vivirán entre árboles, y eso es un verdadero lujo», destaca. «Hemos querido ser minimalistas y poner sólo árboles, nada de parterres con flores ni siquiera arbustos», apunta.

Entre las diferentes especies destacan los abetos (distintas variedades), castaños, acacias, madroños, arces (distintas variedades), sicomoros, abedules, boj, cedros (distintas variedades), cipreses (distintas variedades), hayas, acebos, nogales, jaboneros, japonicas, magnolios, plátanos, ciruelos, perales, tejos, quejigos, encinas, robles, sauces, secuoyas, lilos o tuyas, entre otros.

«Algunos de estos árboles son pequeños homenajes a otros parques de la ciudad, como magnolias por las de la calle Sanz Pastor, tejos por los del parque del doctor Vara o secuoyas gigantes por las de la estación de tren», señala Villalmanzo.



El monín II.
En el centro de una de las glorientas que hay junto al río Vena se ha colocado una ‘naturaleza muerta’: una impresionante tronca de álamo, que pretende ser un «homenaje al legendario Monín de Fuentes Blancas y al que hemos bautizado como Monín II», en palabras de Villalmanzo.

El nuevo parque del S-4 lucirá en todo su esplendor en unos años, cuando los árboles ya adquieran una altura y una dimensión considerables, a pesar de que muchos de los plantados ya tienen años de vida y, por tanto, tiempo ganado.

«Parques como estos tardan ocho o diez años para alcanzar su esplendor; la empresa MBG Ingeniería y Arquitectura de Burgos ha hecho un esfuerzo económico grande porque hemos plantado árboles de hasta cuatro metros. Buena parte del arbolado del S-4 parece que lleva plantado varios años y los resultados se verán así mucho antes de lo que se pudiera pensar».

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres