Blogia
javierdelgado

NO ESTOY PARA (CASI) NADA

Ha comenzado "el curso", que es lo único que comienza realmente cada año sin falta. Todo se ha puesto en marcha: los planes oficiales y los actos reivindicativos y de protesta.

Leo, veo y escucho las noticias cotidianas, saco mis conclusiones, tomo partido, me siento vinculado al destino de los seres (humanos o vegetales, animales, líquidos y gaseosos) que sufren las andanadas de la explotación, la especulación, la violencia más o menos gratuita, o el capricho de una empresa de barquitos... 

L@s vecin@s, los árboles, los ríos y sus riberas, las calles y las plazas, los edificios monumentales y no monumentales, la vida diaria de l@s inmigrantes, la soledad de las mujeres maltratadas, el secreto de las humillaciones laborales, todo eso que resulta ser mi mundo, no su mundo, no el mundo de quienes nos obligan -por interés propio- a vivir bajo mínimos y a soportar sus excesos.

Pero estoy enfermo, aún estoy enfermo. Y tengo que cuidarme y estarme más bien quieto, más aislado que unido.

Mi tarea prioritaria es ahora cuidarme y sanar. Pero da mucha rabia saber de tantas cosas que suceden y que no deberían suceder.

Dejo mensajes a l@s amig@s, ofrezco mi apoyo (!!), escucho y comprendo. Y estoy quieto.

Aunque puede que un día de éstos me lance otra vez a la calle a gritar ¡ya basta! junto a l@s compañer@s.

Aunque tenga luego que pasar tres días metido en la cama como un muerto, como la última vez.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres