Blogia
javierdelgado

WILLI MÜNZENBERG: UNA VIDA PREOCUPANTE

Acabo de terminar el libro:

Babette Gross: "Willi Münzenberg. Una biografía política" (Vitoria: Ikusager, 2007).

Como apunté hace unos días, Münzenberg (1889-1940) fue un destacado militante comunista. Acabó mal precisamente por serlo y por serlo abiertamente más allá de los límites que Stalin y sus seguidores permitían.

Babette Gross fue su compañera desde 1922 y su relato tiene la fuerza del testimonio personal.

La vida (y la muerte) de Münzenberg, estuvo absolutamente vinculada a la historia del comunismo, al que llegó tras años juveniles de actividad política en organizaciones juveniles, primero en el ámbito socialdemócrata, luego fundador de las Juventudes Comunistas Internacionales.  Conoció a Lenin en Suiza y participó en la formación de la III Internacional y en la fundación del Partido Comunista Alemán.

Su actividad fue una contínua militancia como publicista, organizador de campañas de solidaridad, gestor de proyectos internacionales de apoyo a la Unión Soviética y de ayuda a las organizaciones comunistas y movimientos de liberación anticolonial de medio mundo.

Sería la brutal subordinación de la dirección del Partido Comunista Alemán a las directrices de Moscú lo que acabaría con el mundo en el que se formó y creció y la que, en definitiva, le llevaría a la muerte a los cincuenta y un años, tras ver cómo la política del Moscú estalinista manejaba a su antojo los resortes de un partido cuya política ante el ascenso hitleriano hubo de someterse ¡y con qué terribles consecuencias! a los dictados del interés “geoestratégico” de Stalin.

Cuando Münzenberg rompió con Moscú y reaccionó buscando una alianza antifascista consecuente su vida dejó de valer para los dirigentes estalinistas y comenzó a ser un estorbo. Su muerte (¿ahorcado?) en un bosque del sur Francia, huyendo del avance del ejército nazi, sigue siendo un misterio, pero lo cierto es que ya había sido sentenciado públicamente por la propaganda estalinista, que se encargó de que su figura fuese relegada al más silencioso de los olvidos.

Este libro apasionante no sólo nos devuelve la biografía personal de un inteligente hombre de acción, brillante y atractivo, sino la tragedia de toda una generación de revolucionarios que vieron, entusiasmados, cómo se producía la primera revolución proletaria y más adelante fueron testigos (y también directa o indirectamente cómplices y víctimas) de la deriva estalinista precisamente cuando emergía con toda su brutalidad la ideología fascista y nazi.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres