Blogia
javierdelgado

CRISIS ECONÓMICA: NUESTRA PARÁLISIS. COMPARACIÓN CON EL JUEGO DEL GO

CRISIS ECONÓMICA: NUESTRA PARÁLISIS. COMPARACIÓN CON EL JUEGO DEL GO

CRISIS ECONÓMICA: NUESTRA PARÁLISIS. COMPARACIÓN CON EL JUEGO DEL GO

 

Ante la crisis económica parece como si nadie, desde este otro lado de la economía, desde el punto de vista de l@s trabajador@s, actúe, al menos no de una forma organizada y con un plan o programa concreto. Los responsables de la crisis están actuando segundo a segundo, adoptando medidas concretas y stableciendo instrumentos de coordinación “global”, mientras nosotr@s observamos su ir y venir y recibimos pasivamente los resultados de sus decisiones. ¿Se trata de una parálisis “histórica”?

 

En el juego del Go (weiki) cada jugador tiene siempre dos posibilidades: poner una piedra en el “goban” (el tablero del Go) o “pasar”, quedarse quieto y dar paso inmediato al turno del contrincante. Se diría que desde que se evidenció mundialmente la situación de crisis económica sólo juega un jugador: el “jugador colectivo” del capital. El jugador de parte del trabajo “pasa, dando el turno una y otra vez al contrincante.

 

Parece claro también que nuestros contrincantes efectúan jugadas que se contradicen unas a otras: sus piedras no se coordinan, etc. Los responsables de la crisis lo son, precisamente porque con sus jugadas equivocadas han generado un caos en el tablero que no les beneficia a ellos…pero que tampoco nos permite ganar posiciones a nosotros.

 

Ellos juegan, juegan, no dejan pasar ninguna jugada, se equivocan y se contradicen, producen caos y destrucción en el sistema, pero poco a poco van comprendiendo el sentido que deben ir teniendo sus jugadas si no quieren acabar literalmente “fuera del tablero” (como ya han acabado algunos).

 

Nosotros asistimos perplejos, paralizados, inactivos. No ponemos ni una piedra en el tablero, no influimos con nuestras jugadas en el desarrollo de la partida; ni siquiera, por falta de esa práctica en el juego, aprendemos algo concreto (salvo a observar al adversario), algo que nos permita ir recuperando la iniciativa (aunque se tratara de una iniciativa “defensiva”).

 

Poco a poco las jugadas del contrario van “ahogando” las pocas piedras que pusimos hace ya demasiado tiempo, van invadiendo terreno y van haciendo más y más imposible desarrollar un juego propio, respuestas dotadas de cierta intención.

 

Lamento profundamente que la mayoría de ustedes no jueguen al Go. Imaginen (aunque no es exactamente lo mismo) que juegan al Ajedrez de forma que, a partir de cierto momento de la partida, dejan de utilizar su tiempo para mover ni un peón ni una pieza. El contrario, por su parte, cuando le toca (inmediatamente) el turno, va efectuando sus jugadas, etc.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres