Blogia
javierdelgado

ANTONIO GRAMSCI: EL VATICANO ASEGURA QUE ANTONIO GRAMSCI "ABRAZÓ LA FE Y RECIBIÓ LOS SACRAMENTOS ANTES DE MORIR". ¿VEN CÓMO NO PUEDE UNO IRSE DE VACACIONES?

ANTONIO GRAMSCI: EL VATICANO ASEGURA QUE ANTONIO GRAMSCI "ABRAZÓ LA FE Y RECIBIÓ LOS SACRAMENTOS ANTES DE MORIR". ¿VEN CÓMO NO PUEDE UNO IRSE DE VACACIONES?

Que yo sepa, nada en la documentación de y sobre Antonio Gramsci ha quedado que dé un rastro de esa "conversión" final del fundador del Partido Comunista de italia. En ningún rincón de su obra puede encontrarse nada que sostenga una visión religiosa de la vida, de la hstoria, del individuo, ni mucho menos de una visión "católica".

Otra cosa es que en sus últimas horas Gramsci no consiguiera zafarse de los esfuerzos (siempre han actuado así) de curas y monjas para "darle los sacramentos", etc. Desde luego, no hubo "confesión de sus pecados" (¡bien lo hubiera aireado su presunto confesor!), etc., nada que permita saber algo de su decisión consciente en las últimas horas de vida.

Está claro que hubo presiones clericales.Éstas sí están documentadas.

Tatiana Schulz escribió a Sraffa: "Vino el cura, algunas hemanas, he tenido que protestar del modo má vehemente para que dejaran tranquilo a Antonio, mmientras que ellos han querido seguir dirigiéndose a Nino para preguntarle si quería esto, aquello otro, El cura me dijo al final que [yo]no podía mandar..."

Cuando murió la Iglesia Católica no lo "acogió en su seno" en "tierra sagrada". Es raro que en aquellos momentos de 1937, con todo a su favor, la Iglesia Católica no divulgara sus "revelaciones", con los comunistas clandestinos, sus dirigentes en la cárcel o en exilio. Aquella época "triunfal" de la Iglesia dio para eso y para  mucho más.

La pregunta es ¿Por qué ahora vuelven a sacar esta extraña noticia (que tampoco aclara nada)?


Copio la noticia de elpais.com de hoy

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Gramsci/abrazo/fe/morir/elpepuint/20081125elpepuint_19/Tes
Gramsci abrazó la fe antes de morir

El Vaticano revela que el fundador del Partido Comunista Italiano recibió los Sacramentos en la clínica romana donde falleció


Sobre el acercamiento de Antonio Gramsci (1998-1937) al catolicismo se ha hablado siempre a media voz, sin confirmación oficial de ningún tipo. Hoy, el arzobispo Luigi de Magistris, ex responsable del Tribunal vaticano de la Penitenciaría Apostólica (el dicasterio que trata de indulgencias, perdones, absoluciones y controversias internas) ha revelado que el fundador del Partido Comunista Italiano (1921) y del periódico L’Unità (1924), de origen sardo como él, vio la luz y abrazó la fe cristiana antes de morir.


La noticia ha revolucionado las webs italianas, que abren sus ediciones con la "clamorosa revelación" de la conversión final del político, filósofo, periodista y pensador marxista italiano.

Según el relato del arzobispo De Magistris, en la habitación de la clínica romana donde murió Gramsci en 1937, éste tenía una estampita de Santa Teresa del Niño Jesús, y las monjas que le atendían solían acercar una imagen del Niño Jesús a los enfermos para que estos la besaran. Al ver que las monjas no se la llevaban a él, según Magistris, Gramsci protestó: "¿Por qué no me la habéis traído". "Entonces le acercaron una imagen del Niño Jesús y Gramsci la besó", ha afirmado De Magistris, subrayando: "Gramsci murió con los Sacramentos y regresó a la fe de su infancia. La misericordia de Dios nos persigue santamente".

De Magistris ha revelado la exclusiva secreta desde hace 71 años durante la presentación del nuevo Catálogo de santos y estampitas, en Radio Vaticana. A su juicio, "el mundo de la hoz y el martillo prefirió silenciar los hechos", pero Gramsci, a quien calificó como su "gran paisano", "había conservado desde niño la imagen de Santa Teresa que se veneraba en casa de su madre".

Encarcelado por un tribunal fascista en 1927, Gramsci vivió los dos últimos años de vida en la clínica Quisisana de Roma, donde ingresó en gravísimo estado, aquejado de arteriosclerosis, hipertensión y gota. Murió al alba del 27 abril de 1937, a los 46 años, a causa de una hemorragia cerebral. Incinerado, fue inhumado en el cementerio del Verano, y tras la liberación de Italia sus restos fueron trasladados por su familia al cementerio civil de Roma.

Unos años antes, en 1928, Gramsci escribió a su madre una carta desde prisión en la que decía lo siguiente: "Nunca he querido cambiar mis opiniones, por las cuales estaría dispuesto a dar la vida y no solo a estar en la cárcel. (...) Me gustaría consolarte de este disgusto que te he dado: pero no podía hacer de otro modo. La vida es así, muy dura, y los hijos alguna vez deben dar grandes dolores a sus madres, si quieren conservar su honor y su dignidad de hombres".

Sin rastro de la conversión

Para Giuseppe Vacca, filósofo, ex parlamentario comunista y presidente de la Fundación Gramsci, no hay ningún rastro de esa posibilidad ni en los documentos conocidos ni en algunas cartas de esos días que permanecen inéditas. Según afirma Vacca a La Repubblica, los documentos conocidos sobre la muerte del pensador "son muchos, y en ninguno emerge la idea de la conversión".

"Obviamente, no sería un escándalo", añade, "ni cambiaría nada. En el pasado, una monja anciana se refirió a una conversación, pero en las fuentes de archivo, los documentos a disposición de los estudiosos y las cartas inéditas no hay ningún indicio".






Copio de L’Unità de hoy:

http://www.unita.it/index.php?section=news&idNotizia=73531

Vaticano: «Gramsci trovò la fede prima di morire», ma per gli storici mancano le prove

Antonio Gramsci, fondatore del Partito Comunista Italiano e de l’Unità, trovò la fede in punto di morte e ricevette i sacramenti cristiani. Lo ha affermato martedì monsignor Luigi De Magistris, propenitenziere emerito del Vaticano e conterraneo di Gramsci, in una conferenza stampa a Roma per presentare un catalogo di santini e immagini sacre.

«Il mio conterraneo, Gramsci - ha detto De Magistris - aveva nella sua stanza l’immagine di Santa Teresa del Bambino Gesù. Durante la sua ultima malattia, le suore della clinica dove era ricoverato portavano ai malati l’immagine di Gesù Bambino da baciare. Non la portarono a Gramsci. Lui disse: ’Perché non me l’avete portato?’ Gli portarono allora l’immagine di Gesù Bambino e Gramsci la baciò. Gramsci - ha aggiunto l’arcivescovo - è morto con i sacramenti, è tornato alla fede della sua infanzia. La misericordia di Dio santamente ci ’perseguita’. Il Signore non si rassegna a perderci».

Ma puntuale, e documentata, arriva la replica di Giuseppe Vacca, filosofo, ex parlamentare comunista e presidente della Fondazione Istituto Gramsci. «I documenti editi e inediti sulle ultime ore e sulla morte di Antonio Gramsci sono tanti e da nessuno di questi emerge la tesi della sua conversione: ovviamente non sarebbe uno scandalo, né cambierebbe alcunché.
Dico solo, semplicemente, che si tratta di un fatto che non trova alcun riscontro documentato».

E continua la storico: «Ci sono alcune lettere di Tania a Sraffa che descrivono dettagliatamente gli ultimi giorni di malattia e la morte di Gramsci in cui non troviamo nulla al riguardo. Non ne parla nemmeno una del fratello Carlo a Togliatti, in cui si legge della volontà di Gramsci di essere cremato. Cosa che inizialmente trovò qualche ostacolo perché non era credente e perché il regime fascista temeva manifestazioni di piazza, essendo la vigilia del primo maggio. Documenti di polizia non fanno alcun cenno di un suo avvicinamento alla fede, in più - prosegue Vacca - ci sono alcune lettere, ancora inedite perché raccolte da poco tempo, in cui Tatiana scrive con grande regolarità ai familiari sugli ultimi giorni di Gramsci. Si tratta di confidenze strettamente familiari in cui sarebbe emersa una notizia di tale portata».

Vacca, ad ogni modo, evita con cura di aprire alcun fronte polemico con il monsignore: «Non conosco De Magistris. Ricordo solo che non è la prima volta che ne sento parlare. Già in passato, 30 o 40 anni dopo la morte di Gramsci, un’anziana suora riferì di una sua conversione. Ripeto, non vi troverei nulla di scandaloso. Dico solo che dalle fonti d’archivio, dai tanti documenti a disposizione degli studiosi e da alcune lettere ancora inedite, tutto ciò non trova alcun riscontro».

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

ana -

solo quiero decir que me parecio muy bien como aplicarol la biografia de el
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres