Blogia
javierdelgado

JORGE SEMPRÚN POR FRANZISKA AUGSTEIN

Acabo de leer la biografía de Jorge Semprún "Lealtad y traición. Jorge Semprún y su siglo" de Franziska Augstein (Tusquets, 2010), en la que la relativamente joven (Hamburgo, 1964) autora le da un buen repaso al abuelo Semprún, que parece haberse sentido - acaso por primera vez - como el "cazador cazado" (y por eso salió la semana pasada en "El país Semanal" defendiéndose del libro...sin conseguirlo).

La autora grabó horas de entrevistas con su biografiado, pero/y además consultó muchas otras fuentes, vivas o documentales. Es decir: pensó con su propia cabeza (y no se dejó conquistar por el gran conquistador), y eso a Semprún parece que se le ha hecho finalmente un poco fastidioso: reconoce que es su vida, pero asegura que él no la habría contado así...

El libro, de todas formas, no va contra Semprún: se trata de un respetable trabajo de investigación e interpretación, con el añadido de que la cabeza de la Augstein (doctora en ciencias políticas y filosofía, redactora del semanario "Die Zeit", entre otras varias cosas) sobresale por encima de la acostumbrada línea de horizonte "local" para observar las peripecias de Semprún desde una atalaya mucho más europea que española y con puntos de referencia mucho más dispares de los que pueden aportar las biografías de comunistas españoles del siglo XX. 

Una vida como la de Jorge Semprún da mucho de sí, sobre todo si uno tiene en cuenta los detalles más importantes de su militancia y de su no militancia comunista, su personalidad militante, su personalidad política y su personalidad literaria. Hasta ahora Semprún ha podido intentar seguir siendo "un mirlo blanco" cuyas sienes plateadas podían aspirar a representar una radical inocencia, pero a partir de esta biografía tendrá que contentarse con asumir el cúmulo de contradicciones en el que se desarrollaron sus vivencias, como cada quisque. 

Ya saben que lo mío con las biografías es un vicio. También que lo mío con las historias e historietas de las militancias comunistas es pasión. En el pecado llevo la penitencia, pero Ustedes pueden, sin llegar a tanto en el sufrimiento, leer este sagaz libro si quieren aprender un montón de cosas sobre la vida de los seres humanos y, seguramente, sobre su propia vida; pues cierto es que cada lector lee en cada libro parte de su propia memoria de sí mismo y escucha en sus personajes su propio diálogo interior. De eso, creo, se trata. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres