Blogia
javierdelgado

PENSIONES

PENSIONES 

 

Artículo publicado el martes 9 de marzo en Heraldo de Aragón

 

Estamos bajo el bombardeo del tema de la “crisis de las pensiones”. Han logrado que haya calado la idea de que, debido al envejecimiento de la población, no habrá dinero en el futuro para pagar las pensiones públicas y que, por lo tanto, quien pueda debe asegurar su vejez recurriendo al contrato de pensiones privadas con instituciones financieras.  Se habla de que hay que evitar la quiebra del sistema público de pensiones como si fuera una consecuencia inexorable ante la cual debemos dejarnos someter a las drásticas medidas que propone el gran capital. ¿Pero es cierto que se va a producir esa crisis de pensiones? ¿No es más cierto que al capital financiero le interesa presentarla como una realidad inminente para disfrutar de los ingentes volúmenes de fondos que la privatización de las pensiones le permitiría? El capitalismo consigue convertir en problema la prolongación de la vida de la población, uno de los pocos avances que presentan las sociedades modernas. Es preciso que se comprenda que las modificaciones, si son necesarias, deben orientarse en una dirección totalmente distinta de la que propugna el capitalismo global dominante. La crisis ha llevado a los Estados a apoyar a la banca y a las empresas, mientras se habla de la imposibilidad de financiación pública de importantes servicios sociales. Sólo los más ricos podrían vivir mejor su vejez con el recurso a las pensiones privadas. El resto de la población necesita defender y mejorar las pensiones públicas. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Adolfo -

Me comentaban algunos sabios y conocedores de esta especie que son los gestores de fondos de pensiones, que la media de las prestaciones que reciben los que las suscribieron cuando se jubilan es de 200 euros mensuales, después de aportaciones periódicas durante más de 20 años, y siempre que elijan como tiempo de percepción no más de 15. Vamos, un copón de satisfacciones. Eso sí, los ricos de verdad (cuyas aportaciones al fondo de pensiones son normalmente pagadas por las propias empresas), pueden dejar comoplementos interesantes. Por si no me entienden: son los que hacen aportaciones de 1000 euros, al menos, mensuales. Con menos no se sale de pobrísimo, si solo se tiene eso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres