Blogia
javierdelgado

Primera Carta abierta al Coordinador Técnico SM ZARAGOZA CULTURAL,S.A.

Primera Carta abierta al Coordinador Técnico SM ZARAGOZA CULTURAL,S.A.

En la foto, César Falo, Coordinador Técnico SM ZARAGOZA CULTURAL,S.A

 

Texto publicado en facebook (Javier Delgado E) el pasado viernes 29 de junio

 

Primera Carta abierta al Coordinador Técnico SM ZARAGOZA CULTURAL,S.A., del que he recibido esta mañana un email (enviado a docenas de personas) dándome las gracias por mi colaboración. 


Estimado (pese a todo) César Falo Fornies :

Gracias por darnos las gracias "por vuestras aportaciones, vuestras opiniones, por los apoyos y discrepancias con los contenidos del borrador". En mi caso, sólo puedo recibirlas por mis ausencias, opiniones y discrepancias, aunque algo ayudé en su día, discretamente, al resultado de la propuesta que llevasteis a París. 

Sabía que mis "aportaciones" de la reunión del pasado martes 26 (retomar el proceso de elaboración del Plan Director sobre bases distintas: en lo conceptual y en lo participativo) no podían tener el más mínimo eco en vuestros planes inmediatos, aunque creo que algo importaron a algunas de las personas presentes en la única reunión a la que he podido acudir (de las demás tuve noticia fidedigna por personas de mi absoluta confianza, y esas noticias no me animaban, precisamente, a emplear mis escasas energías - más escasas aún hace tres años que hace tres meses- en reuniones como las que organizabais). Ya daba por supuesto que seguiríais con vuestra marcha y que mi intervención sólo podía tener un valor "testimonial". 

Quisiera hacerte saber que considero (y es una opinión de la que sólo yo me hago responsable) "testimonial", en este caso, hablar como lo hice con conocimiento de que muchas personas asistentes a vuestras reuniones no han podido hacerlo con la libertad deseable, de modo que los "consensos" aparentes alcanzados en cuanto al Plan son, al menos a mi entender, en cuanto a la participación real, un producto bastante limitado. Considero, habiendo escuchado durante estos últimos años a bastantes personas del mundo cultural zaragozano (también al "vecinal", pero aquí me importa especialmente subrayar este aspecto del asunto), que el contexto de crisis y desamparo real de muchas personas valiosas de nuestra vida cultural ha supuesto una seria limitación a su libertad de expresión ante autoridades locales vinculadas a la gestión de los recursos culturales de la ciudad. Me parece que no es necesario explicarlo más y que puedes entender perfectamente a qué me estoy refiriendo. Si esas limitaciones no te parecen atendibles o no te parece siquiera que hayan existido, entonces es que no te has querido enterar de las dificultades por las que pasa (y sobre todo en estos tiempos) cualquier artista o empresa cultural a la hora de participar en reuniones del tipo que habéis organizado. Posiblemente la prudencia de unos no ha sido compensada con la sensibilidad de otros. Vosotros, los dirigentes oficiales u oficiosos del proceso, no arriesgabais nada comparado con lo que muchas personas podían perder allí. 

En la reunión del pasado martes me dio mucha pena y coraje también saber que también muchos técnicos funcionarios vinculados a distinta áreas de la organización de la gestión cultural municipal zaragozana no se sentían libres de decir lo que pensaban. Comprendo (aunque no comparto) su actitud cautelosa, pero me escandaliza imaginar por qué caminos se ha podido llegar a una situación así durante años de trabajo en un ayuntamiento democrático en el que durante mucho tiempo ha prevalecido hegemónicamente la posición del PSOE. ¿Es posible que una persona como yo, que lleva prácticamente retirada de la circulación ya casi durante siete años por mi enfermedad (esa depresión que confesé muy adrede al principio de mi intervención para advertir que acaso mi visión de las cosas estaba teñida por un estado de ánimo concreto: lo que no dije fue que esa depresión tiene algunas profundas raíces, precisamente, en el estado de cosas de la política socio-cultural que ha regido este país y esta ciudad desde hace años), es posible, digo, que pudiera enterarme tan fácilmente de tantas trabas (subjetivas y objetivas) con las que se han encontrado muchas personas a la hora de participar y que no os hayáis enterado de ello vosotros, en teoría en fluida y constante comunicación con ellas?

Prefiero pensar que efectivamente no os habéis enterado de esos pequeños detalles a los que aludo. 

También prefiero pensar que el discurso “teórico” de vuestra propuesta de documento “borrador del Plan Director Zaragoza Cultura 2020” y las frases de los “powerpoints” con los que acompañabais vuestras exposiciones contiene no tanto contenidos conscientemente lanzados sabiendo que son francamente peligrosos desde el punto de vista de una política cultural simplemente “progresista”, como contenidos más o menos elaborados sin una reflexión profunda sobre los significados históricos y actuales de los conceptos, términos, frases, eslóganes, etc., que habéis empleado en ese borrador. 

Ya hice alusión hace dos días a ese tipo de problemas en mi intervención en esa reunión a la que aludo constantemente, y podrás ver algo más al respecto (tratado en clave de humor porque si en serio hubiera sido muy difícil no caer en la descalificación directa pura y dura) en mi “muro” de facebook al que voy a darte ocasión de acceder pidiéndote “agregar a mis amigos” en cuanto acabe de escribir esta carta abierta, que, por supuesto, también aparecerá publicada allí. 

(Un inciso: No quiero dejar de aludir aquí también al que los “powerpoints” que presentais, no sólo en la reunión a la que asistí sino en casi todas las demás, están dedicados, sin más, a evidenciar por escrito, en letras grandes, en pantalla más o menos gigante, las mismas frases que decíais (o , como mucho, glosabais) a viva voz, lo cual no me parece que sea un uso muy acertado del citado recurso, útil, más bien, para completar – no repetir - con otros contenidos, la exposición oral). 

Esta Primera Carta abierta que te hago llegar vía email (pues el sistema de facebook me lo permite aun antes de “hacernos amigos” allí ) ya se ha alargado excesivamente y creo preferible dejarla aquí. 

Por si tienes alguna duda sobre mis intenciones (evidentes y nada ocultas: tal como intervine y como escribo y publico y publicaré – no sólo en facebook) al enviarte esta carta abierta, te aseguro que no tengo sino intención de intentar hacerte ver, como Coordinador del asunto, que acaso podrías recapacitar sobre la labor realizada hasta ahora en y para la redacción de ese “borrador” y, dado que el horizonte que proponéis en vuestro Plan Director es el año 2020, es decir, a ocho años vista, no te resulte imposible tomar medidas para que, aprovechando todo lo aprovechable (que aun con todo lo hay, no seré yo quien lo niegue), el proceso se reoriente sin que dicha reorientación suponga para ti una desagradable situación personal ni un reconocimiento de fracaso ninguno. No has fracasado, porque has realizado casi exactamente lo que te has propuesto. Otra cosa es que sea realmente útil a los fines declarados por los que has realizado todo ese trabajo, al que, por cierto, tampoco quito mérito como trabajo arduo que es conseguir reunir de vez en cuando a unas docenas de personas del mundo de la cultura y de las asociaciones ciudadanas de nuestra ciudad. 

Acabo con una pregunta: ¿Es realmente imprescindible que el “plazo suplementario” “para enviar nuevas aportaciones” acabe “el próximo 13 de julio a las 14 horas”, como indicas en el mensaje que nos has enviado?

Un (pese a todo) cordial saludo,
Javier Delgado Echeverría


Un instante después de darle a "Enviar" a este mensaje pincho en la pestaña donde dice "Agregar a mis amigos". Eres muy libre de contestar afirmativamente o no a mi solicitud.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres